Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Animales

El pingüino emperador se adapta a la Antártida

  • La especie solamente aumentó en los últimos 12.000 años cuando el hielo marino se redujo

Un pingüino
Un pingüino
EFE
  • EFE. Australia
Actualizada 02/03/2015 a las 11:24
Las condiciones actuales en el Mar de Ross en la Antártida parecen ser óptimas para los pingüinos emperador, una especie que ha sido afectada por los cambios climáticos en los últimos 30.000 años y que podría sufrir el impacto del calentamiento global, según una investigación divulgada el domingo.

En el pasado, las condiciones en la Antártica fueron demasiado duras para estos pingüinos durante la última era glacial, cuando la población de estos animales era siete veces menor que hoy en día, de acuerdo con este estudio liderado por universidades australianas y británicas junto a la División Australiana Antártica.

Los investigadores hallaron que solamente tres poblaciones de pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri) lograron sobrevivir a los cambios climáticos en los últimos 30.000 años y, al parecer, el Mar de Ross se constituyó en un refugio ideal para una de las poblaciones de estas aves antárticas.

"El número de los pingüinos emperador solamente aumentó en los últimos 12.000 años cuando el hielo marino se redujo alrededor de la Antártida durante los periodos de calentamiento del Holoceno", enfatizó este trabajo publicado en la revista científica 'Global Change Biology'.

Los investigadores, que examinaron la diversidad genética de los pingüinos emperador antiguos y modernos, creen que "las condiciones actuales del hielo marino pueden ser óptimas" para la supervivencia de estas aves, según un comunicado de la División Australiana Antártica.

Los pingüinos emperador, cuyas poblaciones se extienden alrededor de 8.000 kilómetros de línea costera antártica, viven en condiciones de frío extremo y en medio del hielo marino y se reproducen durante el invierno austral cuando la temperatura desciende a treinta grados bajo cero.

El estudio, liderado por Jane Younger y Gemma Luccas -que aspiran a un doctorado, respectivamente, por la Universidad de Tasmania y la de Southampton-, también muestra que los cruces en la reproducción sugieren que son capaces de viajar a distancias más lejanas de lo que se creía anteriormente.

Lo curioso es que los pingüinos emperador del Mar de Ross no se cruzan con otros ejemplares de otras zonas, un hecho que sorprende a los científicos debido a la inexistencia de barreras claras en esa zona que haga suponer que estas colonias se encuentran aisladas.

El trabajo sobre los pingüinos emperador también abre la duda de si estos animales podrán ser capaces de adaptarse al cambio climático previsto durante las próximas décadas, cuando el calentamiento global afecte sus hábitats con mayor rapidez que en el pasado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE