Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
Salud

Miguel (síndrome de Asperger): "Tenemos nombre y apellidos"

  • Este miércoles se celebró el día de este trastorno, que describe un joven que lo padece

0
Actualizada 19/02/2015 a las 09:28
Etiquetas
  • EFE. Madrid
"No queremos ser los raros, tenemos nombre y apellidos", afirma Miguel Aulló, un joven de veintisiete años que padece síndrome de Asperger, un tipo de autismo que no está considerado como una enfermedad mental sino como un trastorno: "una forma peculiar" de entender el mundo.

Este miércoles se celebró el Día Internacional de este síndrome, cuyas primeras descripciones fueron realizadas por el neuropediatra vienés Hans Asperger en 1944, aunque el término específico no fue empleado por primera vez hasta 1981.

Una "etiqueta" que ayudó a identificar y entender a estas personas que presentan una variante "leve" de autismo; son inteligentes y no presentan restricciones importantes en el desarrollo del lenguaje.

"Hasta que esa etiqueta ha existido, han pasado desapercibidos. Eran personas raras con las que no sabíamos que hacer", aseguró Mercedes Belinchón, profesora de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid, que incidió en que "es un modo de funcionamiento psicológico diferente, no necesariamente deficiente".

Una diferencia que no le ha impedido a Miguel ir cumpliendo sus objetivos poco a poco "como una hormiguita". Primero, acabar la ESO, algo que no pensaba que podría llegar a lograr; tampoco sus profesores confiaban en ello.

Dando "pequeños saltos" cursó Formación Profesional y a los veintitrés años entró en la Universidad, donde estudió Psicología "a curso por año".

"Ver que supero unos objetivos me ayuda a seguir", señaló Miguel, para quien haber realizado una carrera universitaria y un máster "ha sido muy positivo, porque siempre me he sentido diferente".

Su próxima meta es tener un trabajo para poder independizarse. Y es que ser independientes es una de las principales reivindicaciones de este colectivo.

El síndrome de Asperger como tal no tiene tratamiento. Este pasa por entender la lógica de su funcionamiento y ofrecerles apoyo para que puedan enfrentarse a un entorno que perciben "como la jungla", precisó Belinchón.

Una ayuda en un sentido amplio. "Apoyos para la vida y eso es difícil de entender y de plasmar en recursos", explicó Ruth Vidriales, responsable de asesoramiento de la asociación Autismo España.

Una política pública específica para el colectivo es la reivindicación de los afectados, en la que este miércoles insisten con motivo del Día Internacional.

Y es que la mayor visibilidad que desde hace una década tiene este síndrome en España no ha ido acompañada de medidas de apoyo, lamentó esta psicóloga.

No necesitan sillas de ruedas ni rampas que les ayuden a andar, pero sí "pasarelas sociales", recalcó Belinchón.

La detección tardía es también otra de las preocupaciones. Aunque las familias ven "algo" en sus hijos antes de los tres años, no acuden al médico hasta los cuatro años de media, con lo que el diagnóstico definitivo no llega hasta los diez años, explicó Marcos Zamora, presidente de la Asociación Española de Profesionales de Autismo.

Todavía llegan a las consultas muchas personas adultas para ser diagnosticadas porque han visto un programa de televisión o alguien les ha dicho que pueden tener el síndrome, aseguró este experto.

¿La causa? La falta de formación de profesionales sanitarios como los pediatras y de los profesores y educadores, que son los que pueden detectar los primeras señales de alarma.

Miguel se considera un "privilegiado" porque su diagnóstico le llegó con diecisiete años y se le "abrió un mundo". También a sus padres, que hasta ese momento daban "palos de ciego" y no paraban de preguntarse "¿Qué le pasa a mi hijo?".
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra