Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Moda

La historia del buen vestir, presente en la Biblioteca Nacional

  •  

Parte de la exposición
Parte de la exposición
EFE
  • EFE. Madrid
Actualizada 17/02/2015 a las 19:53
El deseo de vestir bien ha quedado registrado a lo largo de los siglos desde casi los orígenes de la imprenta, un arte que reúne ahora la Biblioteca Nacional de España en una exposición de manuales, algunos de ellos ejemplares únicos, como el tratado de sastrería de Joan de Alceaga, de 1580.

'De la geometría a los pespuntes. Tratados, manuales y sistemas de corte y confección en la BNE' es el título de esta exposición que desde este martes y hasta el 24 de mayo ofrece un recorrido histórico por este arte en el que se incluyen desde los tratados más antiguos hasta las publicaciones de los años cuarenta del siglo XX.

Patrones, tratados, métodos, sistemas de confección y revistas de moda componen esta exposición que, según dijo su directora, Ana Santos, "tiene más de lo que se muestra", pero las limitaciones de espacio han hecho que se haya optado por "lo más significativo".

"Han quedado fuera muchas cosas pero es un camino que ha empezado, un pequeño sendero para seguir trabajando", explicó la comisaria de la exposición, Mercedes Pasalodos, que indicó que, a través de estos documentos, hablan no solo de sastrería sino de sociología, economía, historia...

Pasalodos, que destacó la importancia de los documentos más antiguos con los que cuenta la Biblioteca Nacional, expresó no obstante su "debilidad" por los tratados de las modistas del siglo XIX, cuyo aporte teórico a la disciplina y sus conocimientos era necesario "sacar a la luz".

Entre las piezas más antiguas se encuentran las de Joan Alcega: 'Libro de geometría, práctica y traça: el qual trata de lo tocante al officio de sastre'; de Jost Amman, 'Habitus praecipourum populorum'; Cesare Vecellio, 'Habiti anitchi et moderni di tutto il mondo'; y un códice de trajes del siglo XVI.

El interés en el Renacimiento por los libros de trajes se une al impulso de los viajes y al desarrollo de la cartografía a gran escala en la que no solo interesará la topografía sino también las gentes y su forma de vestir, como puede verse en la exposición en el mapa de la Península Ibérica de Jodocus Hondius, de 1610.

Bajo el epígrafe 'Líneas y números. Geometría y Aritmética' se exponen libros de sastrería impresos en España entre el siglo XVI y principios del siglo XVIII: además de Joan Alcega, los de Francisco de la Rocha, Martín de Andújar y Juan de Albayceta, para pasar a los tratados publicados a lo largo del XIX, como Ramón Arnau, Pascual Sánchez Sacristán, Francisco Bergadá y Gil Moreno.

Fue en el XIX cuando comenzó la investigación de modistas y maestras, que sacaron a la luz sus métodos y sistemas, algunos de ellos con privilegios y patentes de invención, como los de Carmen Ruiz Alá, María Ibero Soteras o Serapia Rodríguez Pascual, toda una "explosión" de publicaciones, recordó Pasalodos.

Conocimientos de costura que fueron divulgados mediante el acercamiento a la enseñanza del corte y de la confección y su inclusión en los planes de enseñanza femenina hasta bien entrado el siglo XX: 'La madre de familia o tratado de corte y confección', 'Manual de la moda elegante', 'Corte de patrones de chaquetas sin costuras' o los manuales de los sistemas Martí o Ferrer son algunos de los más destacados.

La comisaria de la exposición recordó que muchos de los documentos tienen un soporte material de difícil conservación, ya que hay patrones en papel de seda en grandes pliegos, por lo que destacó la importancia de la digitalización que ha llevado a cabo la Biblioteca Nacional.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE