Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Psicoanálisis

El 'síndrome de Cenicienta' o la mujer "felpudo" en el amor

  • Algunas personas son capaces de hacer cualquier cosa con tal de amoldarse a su pareja

0
Actualizada 27/01/2015 a las 16:33
  • EFE. Madrid
Algunas mujeres son capaces de hacer cualquier cosa con tal de amoldarse a su pareja, incluso dejar de ser ellas mismas y convertirse en "felpudo". La psicoanalista Mariela Michelena lo denomina el 'síndrome de Cenicienta', uno de los "pecados" que se cometen y por los que se sufre por amor.

Esta metáfora viene del cuento de los hermanos Grimm, en el que las hermanastras de Cenicienta llegan a arrancarse los dedos del pie y rebanarse el talón con tal de entrar en el zapato de cristal.

"Esto no se queda en una metáfora. A veces las mujeres, con tal de entrar en el zapato que otro les presenta, son capaces de hacer sacrificios innombrables", dijo este martes Michelena, que puso como ejemplo cuando una mujer gana más dinero que su marido y "trata de que no se sepa para que él no se sienta mal".

La psicoanalista lo explicó así en la presentación de su nuevo libro, 'Mujeres que lo dan todo a cambio de nada' (La Esfera de los Libros), en el que recopila historias de lectoras que le escribieron contándole sus experiencias.

Pero ella no da ni consejos ni recomendaciones; pretende que con estas historias otras mujeres se sientan identificadas y reflexionen sobre su situación y sobre qué pueden hacer para cambiarla.

Además del 'síndrome de Cenicienta', Michelena señaló que hay otros tres "pecados capitales" en el amor, como "la intermitencia", es decir, relaciones que empiezan y acaban sucesivamente pero que no funcionan porque nada va a cambiar.

Para esta psicoanalista, los otros dos "pecados" son la sumisión y la adicción.

Michelena indicó que el origen de una mujer "malquerida" no se encuentra en una autoestima baja, sino en todo lo contrario: "En una mujer que se ve capaz de todo y de perdonarlo todo". Es decir, una "autoestima mal entendida".

No hay un perfil específico de mujer que sufra estos "pecados", pero sí hay señales que indican que se están produciendo: cuando no existe reciprocidad -sentir que se está dando más de lo que se recibe- y cuando no hay comodidad -sentir que hay que cumplir ciertas expectativas-.

Ante eso, Michelena subrayó que "no hay que pensar que es cuestión de tiempo y que él va a cambiar", porque esto no es así y "suele ser una trampa en la que solemos caer".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra