Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Animales

El cocodrilo más antiguo de España, en un nuevo museo

Imagen de archivo de un cocodrilo de agua salada

Imagen de archivo de un cocodrilo de agua salada

ARCHIVO
0
Actualizada 10/01/2015 a las 13:44
  • efe. zaragoza
El cráneo del cocodrilo marino más antiguo encontrado en la Península Ibérica, una especie del Jurásico, que convivió con los dinosaurios y fue hallada en el yacimiento paleontológico de Ricla (Zaragoza), se expondrá antes de verano permanentemente en el nuevo Museo de Ciencias de Zaragoza.

Este cocodrilo, que se extinguió hace 130 millones de años, habitó el mar que cubría parte del territorio aragonés hace más de 160 millones de años y será una de las piezas "estrella" de este espacio, que incluye, además, otros doscientos fósiles procedentes de distintas partes del mundo.

Será a lo largo del primer semestre de 2015 cuando este museo de la Universidad de Zaragoza abra las puertas de las dos exposiciones permanentes, que se ubicarán en el Edificio Paraninfo, en pleno centro de la ciudad, ha explicado el director del museo, José Ignacio Canudo.

En un espacio de cerca de 1.000 metros cuadrados, en la planta baja del Paraninfo, se situará la primera de ellas, o la segunda en función del recorrido, que mostrará la historia de la vida, desde el origen hasta nuestros días, a través de la paleontología.

Se podrán ver fósiles, que no se exponen en ningún otro museo del mundo, procedentes de todos los continentes, como "El cocodrilo de Ricla", que fue encontrado en las obras previas a la construcción de las vías del AVE en 1994 en esta localidad y corresponde a un especie que pertenece a los 'metriorrínquidos', un grupo de cocodrilos marinos típicos del Jurásico.

Esta especie se extinguió en la era del cretácico inferior y de ella se conserva este cráneo fosilizado, que tiene unas filas de dientes de pequeño tamaño que le permitían ajustarse a su dieta fundamentalmente piscívora y que está prácticamente completo. Su nivel de conservación es considerado por los investigadores de excepcional.

Este hallazgo fue para el grupo de investigación 'Aragosaurus' de la Universidad de Zaragoza, al que pertenece Canudo, de gran ayuda para comprender la evolución de los cocodrilos, ya que, actualmente, no existe ninguno totalmente acuático.
En este museo, además se exhibirán desde partes de esqueletos de mastodontes y caballos hasta dos dientes de narval hallados en Noruega, un cetáceo que se caracteriza por tener un largo colmillo de marfil, que le ha costado el sobrenombre de "unicornio marino".

Otra de las piezas clave de esta exposición, propiedad del Gobierno de Aragón y de la Universidad, son los fósiles de ranas del Terciario, tan bien conservados que se puede ver hasta "la impresión de la piel y la última comida" de los anfibios, ha dicho.

La segunda colección permanente de este museo universitario será la del gabinete de Longino Navas, un naturalista catalán y aragonés de adopción que, durante finales del siglo XIX y principios del XX, recopiló aves exóticas y cientos de ejemplares de insectos.

Este jesuita llegó a crear una colección "ingente", que sobrevivió a los avatares de la Guerra Civil española y que ahora, aunque es propiedad de la orden religiosa del naturalista, está depositada en la Universidad de Zaragoza.

El Paraninfo acogió una exposición de Longino Navas durante unos años, pero se retiró hace ocho coincidiendo con las obras de remodelación del edificio, ha señalado Canudo, quien ha añadido que la muestra que acogerá el museo no se parecerá a la de entonces.

Esta exposición incluirá, por ejemplo, una "alondra de dupont" disecada, un ave de pequeño tamaño, conocida popularmente como rocín, que hasta que fue encontrada por un investigador en la colección de Longino Navas se pensaba que se había extinguido en Aragón.

Estas dos colecciones estarán unidas por un pasillo, al que se ha denominado como el "paseo de la evolución", en el que mostrarán módulos, con paneles, esquemas e imágenes para explicar de una forma "sencilla" y "amena" el concepto evolutivo.

La intención del comité gestor, con Ignacio Canudo a la cabeza, es que este museo sea "para todo el mundo", para "disfrutar" y "aprender", además de un espacio vivo con talleres para escolares.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra