Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Fiestas populares

El carnaval más madrugador conjura los malos presagios

  • La localidad cántabra de La Vijanera disfrutó del desfile de los ancestrales zarramacos

Uno de los personajes tradicionales del carnaval de La Vijanera

Uno de los personajes tradicionales del carnaval de La Vijanera

AFP
0
Actualizada 04/01/2015 a las 21:40
Etiquetas
  • EFE. Santander
El carnaval de La Vijanera, en la localidad cántabra de Silió, volvió a ser el domingo el más madrugador con el tradicional desfile de sus personajes ancestrales, los zarramacos, que llenó de gente las calles del pueblo para conjurar los malos presagios para este año.

El tiempo agradable y la ausencia de lluvia ayudaron a que miles de personas se acercaran a lo largo de la mañana del domingo hasta Silió para asistir a un carnaval que tiene desde hace cinco años el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Sus orígenes podrían entroncar con ritos celtas de la Cantabria prerromana para celebrar el solsticio de invierno, que fueron adoptados por los invasores.

Con ese motivo se recuperó hace más de tres décadas el carnaval de La Vijanera, que se celebra cada año en esta localidad el primer domingo de enero.

Este año más de un centenar de personas participó en un desfile con trajes que recuerdan las labores tradicionales, la naturaleza y oficios antiguos.

Los zarramacos, como eran conocidas las cuadrillas de jóvenes guerreros de las tribus cántabras, danzan durante todo el día por las calles del pueblo.

Para emularlos, los participantes llevan en la cabeza un cucurucho forrado de tela negra adornada con lazos y rosetones y coronado con crines de caballo, y a modo de sujeción llevan un pañuelo blanco atado en su base.

Con la cara tiznada de negro, se cubren el cuerpo con pieles de oveja y se amarran con sogas de cuero mojadas cuatro campanos por delante y cuatro por detrás, cuyo peso puede alcanzar en torno a los cuarenta kilogramos.

A los zarramacos se unen otros personajes como el Oso -completamente cubierto por pieles de oveja-, la gorilona y el húngaro, los danzarines blancos y negros y la 'Pepa' -que encarna un joven con boina y máscara que porta un muñeco que simula a una mujer vieja-.

También destacan por su espectacularidad los traperos o trapajeros, ataviados con un traje hecho de tiras de ropas viejas de todos los colores; y los trapajones, que se cubren con elementos naturales como paja, musgo o helechos.

El espectáculo comienza con la caza del Oso, representación del Mal, por parte de los zarramacos, los guerreros del Bien. Después la comitiva se desplaza hasta la Raya, el límite entre Silió y Santián, para pedir guerra o paz.

Al declararse la paz, la fiesta continúa con el canto de las tradicionales coplas y los rituales del "parto de la preñá", que si sale bien vaticina un año de bienes; y, por último, la muerte del Oso, abatido por los zarramacos para purgar a los hombres de los malos presagios.

Aunque los actos oficiales concluyen con este rito, los vijaneros y los visitantes continúan la fiesta por las calles del pueblo hasta bien entrada la noche, para cumplir con una tradición ancestral que se repite cada año, desde hace más de treinta.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra