Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CIENCIA

Las hormonas sexuales femeninas podrían proteger frente a algunas leucemias

  • Un estudio refleja que los estrógenos frenan el progreso de células cancerígenas

0
05/12/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • EFE. MADRID
Los hombres tienen más riesgo de desarrollar leucemia que las mujeres y la explicación podría estar en las hormonas sexuales femeninas -estrógenos-, que, según un nuevo estudio liderado por españoles, protegen frente al progreso de algunos tipos de este cáncer y de otros desórdenes sanguíneos.

Estas son las principales conclusiones de un estudio realizado en ratones y publicado en la revista Cell Stem Cell por científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con el Hospital Universitario de Basilea (Suiza).

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea, donde se forman las células sanguíneas (glóbulos blancos o leucocitos, que son la defensa del cuerpo frente a las infecciones; los glóbulos rojos o eritrocitos, que transportan el oxígeno; y plaquetas o trombocitos, que colaboran en la coagulación sanguínea).

Las células cancerosas impiden precisamente que se produzcan glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas maduras saludables.

Los investigadores de este trabajo hicieron o sus experimentos con dos tipos de leucemias (generalmente se dividen en agudas y crónicas).

Simón Méndez-Ferrer, del CNIC, explicó que se usaron modelos animales con leucemia mieloide aguda y con neoplasia mieloproliferativa que, si bien es crónica y menos agresiva, también se puede convertir en aguda, y para las que no hay tratamientos definitivos.

En los dos modelos se trató de averiguar el efecto de un fármaco ya existente eficaz contra el cáncer de mama: el tamoxifeno.

En el primero de los casos, las variaciones no fueron significativas (menos masa tumoral pero no consiguieron frenar la enfermedad), sin embargo, en el segundo el resultado fue "muy notable".

Las neoplasias mieloproliferativas -como la policitemia vera- son tumores causados por una mutación en el gen que produce la proteína JAK2 en las células madre sanguíneas (las que elabora la médula).

Actualmente, no existe tratamiento curativo para ellas con la excepción del trasplante de médula ósea, solo recomendado en una minoría de pacientes, informó el CNIC en una nota de prensa.

La enfermedad provoca la acumulación de células sanguíneas anormales y la degeneración de la médula ósea, procesos que en los animales enfermos son bloqueados por el tamoxifeno, según este trabajo.

El tratamiento es capaz de eliminar las células madre anormales, responsables últimas de la enfermedad, y lo ha hecho tanto en los modelos animales machos como en las hembras, en ambos "respondiendo de modo bastante similar".

Este fármaco imita el comportamiento del estrógeno y, aunque no se conoce exactamente la causa, parece tener un efecto más potente sobre las células leucémicas que sobre las sanas, lo que permite bloquear la enfermedad sin causar efectos secundarios importantes sobre las células normales de la sangre, ha detallado Méndez-Ferrer.

Lo que se sospecha, continuó, es que los niveles de estrógenos elevados "controlan mejor" a las células madre sanguíneas que fabrica la médula ósea y que con el tiempo se convierten en maduras, originando los glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

¿Y cómo funciona el tamoxifeno? Según señaló Abel Sánchez-Aguilera, primer autor del trabajo, las células normales tienen un control de calidad que provoca la apoptosis, una muerte celular programada de aquellas células "malas" que pueden derivar en tumor.

Sin embargo, en las células con una mutación en el gen que produce la proteína JAK2 -causante de las neoplasias mieloproliferativas- esta apoptosis es menor.

"Esto impide que el control de calidad funcione", aclaró el investigador del CNIC, quien apuntó que el tamoxifeno restaura los niveles normales de apoptosis, "evitando que las células malignas se acumulen".

Para los investigadores, este hallazgo tiene además una ventaja y es el hecho de que el fármaco ya esté en el mercado, lo que "facilitaría la puesta en marcha de un ensayo clínico con humanos".
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra