Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Iglesia católica

El arzobispo de Zaragoza pudo renunciar por una indemnización

  • Autorizó el pago de 60.000 euros a un joven diácono, al que había decidido no ordenarle sacerdote, para que pudiera rehacer su vida

0
Actualizada 26/11/2014 a las 18:21
  • Europa Press. Zaragoza
La renuncia del arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, aceptada por el Papa el pasado 12 de noviembre, podría estar relacionada con una indemnización a un diácono, según publicó este miércoles 'Heraldo de Aragón', que asegura que el Vaticano destituyó al arzobispo tras tener conocimiento de la misma a través del propio Arzobispado.

Así, este diario señala que Ureña autorizó el pago de una indemnización de 60.000 euros a un joven diácono de Épila, al que había decidido no ordenarle sacerdote, para que pudiera rehacer su vida y cursar estudios universitarios. Además, el Arzobispo se comprometió a abonar la parte que correspondía a Hacienda, 45.000 euros. La indemnización se hizo el 6 de noviembre a través de transferencia bancaria.

Desde el propio Arzobispado se cuestionó la forma y los motivos de la elevada indemnización y se trasladó el asunto a la Santa Sede. Pocos días después, el pasado 12 de noviembre, el Papa Francisco aceptó la renuncia de monseñor Ureña, en conformidad con el artículo 401.2 del código de Derecho Canónico, según informó el Vaticano a través de un comunicado de prensa.

Dicho artículo dice textualmente: "Se ruega encarecidamente al Obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo".

Ese mismo día, desde el Arzobispado indicaron que monseñor Ureña, de 69 años y natural de Albaida (Valencia), abandonaba su cargo por motivos de salud. Él mismo, en rueda de prensa, justificó su renuncia debido a su mala salud y a las operaciones a las que se había sometido. Hay que "tener una salud de hierro" para estar al frente de la Diócesis, dijo.

Asimismo, manifestó que "hace más de un año" que le daba "vueltas al asunto" y "he creído en conciencia, que debía presentar la renuncia" por razones de salud, algo que "pasa todos los días en la Iglesia", donde hay cerca de 4.000 obispos.

El Consejo de Consultores, integrado por diez prebísteros y que asesora al administrador diocesano, Manuel Almor, abordó el martes en una reunión el asunto de la indemnización.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra