Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TELEVISIÓN

La 'vedette' francesa Nabilla, telerrealidad entre rejas

  • Esta imputada por un intento de homicidio a su pareja, Thomas Vergara

  • EFE. PARÍS
Actualizada 21/11/2014 a las 13:47
La estrella francesa de la telerrealidad Nabilla Benattia, una explosiva mujer de 22 años adepta a los platós de televisión y a la prensa del corazón, vive en prisión preventiva e imputada por "intento de homicidio" los días más oscuros de su corta carrera como celebridad.

La popular joven, conocida en Francia simplemente como Nabilla, se encuentra entre rejas desde el pasado 9 de noviembre acusada de "intento de homicidio" y "violencia agravada" después de que en la noche del 6 al 7 de noviembre su novio, de 28 años, fuera ingresado "grave" en el hospital Georges Pompidou con heridas de arma blanca en el tórax.

Y lo seguirá estando, después de que el Tribunal de Apelación de Versalles haya rechazado este jueves su solicitud para quedar en libertad vigilada mientras los fiscales tratan de determinar si fue la propia Nabilla quien agredió con un cuchillo a Thomas Vergara, su pareja y productor también de la telerrealidad y la prensa rosa.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada en un apartahotel de Boulogne-Billancourt, a las afueras de París, donde presuntamente "la Kim Kardashian francesa" apuñaló a Vergara, limpió el cuchillo y alertó al personal del establecimiento.

En una primera versión, Nabilla declaró que la pareja había sido atacada en la calle por tres desconocidos y que solo reparó en que su novio estaba gravemente herido al llegar al hotel.

Sin embargo, las cámaras de seguridad del hotel, que grabaron a la pareja entrando por separado en el establecimiento y a Vergara en perfecto estado de salud, desmintieron ese testimonio.

En un segundo relato, Nabilla señaló que fue el propio Vergara el que, bajo los efectos de la cocaína, se autolastimó -varias veces- con un cuchillo, versión que niega la víctima.

La fiscalía no ha quedado convencida con las contradictorias declaraciones de la sensual "vedette" francesa con orígenes italo-argelinos, que ha ejercido como modelo para Jean-Paul Gaultier, entre un sinfín de apariciones mediáticas y publicitarias.

Por eso, y para evitar que pueda destruir pruebas o pactar una versión conjunta de los hechos con la víctima, el tribunal ha denegado su puesta en libertad, un hecho que rebasa el universo de la prensa del corazón y ocupa portadas en la prensa generalista de Francia.

"No se queja nunca de su encarcelamiento. Lo vive con fuerza y dignidad", declaró antes de conocer la decisión del tribunal uno de los letrados de la estrella de la televisión, Christian Saint-Palais.

La investigación, a cargo de la fiscalía de Nanterre de las afueras de París, aún no ha conseguido establecer si Nabilla atacó a su compañero de manera voluntaria tras una discusión por un asunto fútil que, según el diario "Nice Matin", podría haber provocado un teléfono móvil.

Resulta irónico que el supuesto catalizador del caso mediático-judicial fuera precisamente un móvil pues Nabilla saltó a la fama por una frase que se convirtió temporalmente en una broma recurrente al descolgar el teléfono y que podría traducirse por: "A ver, o sea, ¿qué?" ("Allô !, non mais allô quoi ?").

La televisiva celebridad de curvas retocadas a golpe de bisturí pronunció aquella expresión al descubrir que ninguno de los demás concursantes de un programa de telerrealidad quería comprar un bote de champú con el presupuesto que les habían asignado.

Corría 2013 y gracias a aquella frase, que tiempo después la joven registró en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de Francia, nació el "fenómeno Nabilla".

Vergara y Nabilla, a los que sus allegados les atribuyen una relación "tumultuosa", se conocieron en 2013, durante el rodaje de "Les Anges de la téléréalité", donde se originó un romance difundido en directo por la prensa del corazón, a través de las redes sociales y en el propio programa de televisión de la celebridad, Allô Nabilla, que dejó de emitirse el pasado agosto en la cadena "NRJ12".

Es precisamente en redes sociales como Twitter, donde Nabilla cuenta con más de un millón de seguidores y se muestra en fotos junto al cantante Justin Bieber al cómico o actor Jamel Debbouze, donde más se han reproducido las bromas sobre su escándalo criminal y fotomontajes mostrando a la mediática mujer fatal vestida con un mono naranja de presidiaria.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE