Literatura

Trierweiler cuenta en español el "engaño" público de Hollande

  • Publican en castellano las memorias de la expareja del presidente francés

Valérie Trierweiler, hasta ahora pareja de François Hollande

Valérie Trierweiler, expareja de François Hollande

EFE
0
Actualizada 21/10/2014 a las 15:42
  • EFE. Madrid
La expareja del presidente François Hollande, Valérie Trierweiler, recuerda su mediática relación con el presidente francés en las páginas de 'Gracias por este momento', unas memorias que se publican este martes en España y que narran la historia de una infidelidad convertida en asunto de Estado.

El libro (Maeva) es el testimonio de una mujer "renacida de las cenizas de una traición pública", con eco en toda la prensa internacional, una vez que apareció en la revista Closer la relación clandestina que mantenía Hollande con la actriz Julie Gayet.
 
Lo que le dolió a Trierweiler de aquel engaño no fue la infidelidad en sí. Ni siquiera su repercusión internacional, sino que Hollande lo negara hasta la extenuación.

"Júrame por mi hijo que es mentira y no volveré a sacar el tema", le pidió Trierweiler a Hollande días antes de aquella polémica primera página. Él se lo juró, y ella le creyó.

Poco después de aquellas fotografías, Hollande ya tenía escrito un comunicado de ruptura, "como si se tratase de un asunto de Estado", lamenta Trierweiler en el libro, que advierte, según explica la editora en castellano del texto, Mathilde Sommeregger, sobre "el cambio de las personas cuando llegan al poder más alto".

"Se vuelven frías y calculadoras", afirma la editora haciéndose eco de la opinión de la autora, que ha declinado conceder entrevistas en España.

La vida de aquella periodista política del Paris Match convertida en primera dama de Francia cambió con aquellas imágenes que situaban a Hollande en la puerta del apartamento de Gayet. Minimizó el golpe mediante fármacos y cayó "en el abismo" de una gran depresión.

"Saco la bolsita de plástico, contiene somníferos (...) Quiero huir, de una forma u otra. Pierdo el conocimiento. Era lo que quería", cuenta Trierweiler (Angers, 1965), cuyas memorias han cosechado un gran éxito en Francia, con 690.000 ejemplares impresos y más de 600.000 vendidos, según la editorial.

"A ella le resulta incomprensible la forma en que acaba una relación que tanto había costado construir", afirma Sommeregger.

"Gracias por este momento" nace de "las lágrimas, del insomnio y de los recuerdos" de una mujer que revive su pasado con Hollande, con el que compartió 10 años de relación.

La autora se sincera a través de una historia que ahonda en la intimidad de la pareja (sin el ingrediente del sexo) y en las sombras de un poder al que ella considera "un ácido" que minó su amor "desde dentro".

El Elíseo no resultó ser tampoco la tierra prometida; allí, la hipocresía y los conflictos de intereses nublaban las relaciones humanas: "He vivido en carne propia el cinismo del pequeño mundo de las amistades políticas, de los consejeros y de los cortesanos".

Los momentos íntimos fueron más inusuales entre ellos cuando el socialista abrazó la gloria política de ser presidente.

"Cada vez desea menos mi presencia a su lado. Pero para mí solo cuenta él. No su victoria, sino él. Mi gran amor", escribe la periodista, quien mezcla en su biografía momentos de dolor con otros de agridulce nostalgia.

También el rencor escribe las líneas de su libro. "¿Fue digna su indiferencia, la forma en que me mandó al hospital, las órdenes de arriba para que me aumentaran la dosis de tranquilizantes? ¿Digno su comunicado de repudio, frío como un decreto ley?", dice.

El libro se abraza a un género en auge, aunque al final su perspectiva sobre el papel de las primeras damas "resulta muy interesante", considera Sommeregger, a pesar de que su dolencia sentimental ha sido común para tantos mortales.

De hecho, Hollande dejó a la madre de sus cuatro hijos, Ségolène Royal, por Trierweiler, algo que la opinión pública nunca perdonó a la periodista, y ella, a su vez, se divorció del periodista Denis Trierweiler para empezar una nueva historia de amor con el líder socialista.

Su infancia, en el humilde barrio de Monplais, al norte de Angers; sus confidencias con Carla Bruni, quien hace poco declaró haberse emocionado al leer el libro de Trierweiler; su primer beso con Hollande en Limoges (Francia) o los entresijos de la política son caminos secundarios de una historia que acerca solo una versión de la historia (Hollande no ha contestado oficialmente al libro).

"Me has enseñado muchas cosas sobre ti, sobre los demás y sobre mí misma", le dice Trierweiler a Hollande.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE