V Centenario del nacimiento de Santa Teresa

Los turistas hacen 'latir' el corazón de Santa Teresa

  • Cientos de peregrinos de todo el mundo participaron en el V centenario de su nacimiento

Los peregrinos esperan su turno para visitar la Casa Natal de Santa Teresa

Los peregrinos esperan su turno para visitar la Casa Natal de Santa Teresa

EFE
0
Actualizada 19/10/2014 a las 18:25
  • EFE. Ávila
El primer fin de semana del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa se notó en las calles más céntricas de Ávila, que latieron con mayor intensidad gracias a la presencia de cientos de turistas y peregrinos que recorrieron, además de la muralla, los principales lugares teresianos. 

Tras la multitudinaria misa con la que el pasado miércoles arrancó de manera oficial esta efeméride en la Plaza de Santa Teresa, la Casa Natal de la primera doctora de la Iglesia ha sido un constante ir y venir de gente de todos los lugares del mundo.
 
Así, el carmelita Didier Marie, mostró este domingo a un grupo de peregrinos franceses el lugar en el que nació Santa Teresa, en cuyo convento se aloja toda la expedición durante una semana, para después de Ávila trasladarse el miércoles a Medina del Campo, el jueves a Toledo y el viernes a Alba de Tormes. 

Marie, que ha escrito este año el libro 'Atlas Thérèse d'Ávila. Aventurer sa vie', exhibió con orgullo este trabajo, minutos después de que en la sala de reliquias y recuerdos repasara algunos pasajes de la vida y la obra de la Santa Andariega. 

"Este es un lugar muy importante, porque aquí nació Santa Teresa", comentó con orgullo este religioso francés que ha acudido a Ávila en veinticuatro ocasiones, la primera de ellas en 1987, tras su ordenación como carmelita. 

A las puertas de este recinto se situaban tres mujeres llegadas desde Perú con la intención de cumplir el deseo de Miriam Prado, una de ellas, que desde siempre había querido conocer la patria chica de la reformadora del Carmelo Descalzo. 

Acompañada por su madre y una amiga, Prado reconoció que es "lectora de la vida de santas" como Santa Teresa, de quien se confesó "ferviente admiradora", ya que en aquellos tiempos difíciles "pudo elegir como mujer convertirse en monja". 

Como tantos otros turistas que este domingo recorrieron el centro de la ciudad y se trasladaron al Convento de La Santa, Miriam Prado y sus acompañantes recurrieron a un mapa para decidir el siguiente punto de su ruta, después de ver la muralla, la Catedral y la Casa Natal de Santa Teresa. 

Mientras tanto, en la iglesia del Convento de La Santa su prior, David Jiménez, presidió la misa del peregrino en un templo repleto de fieles en el que todavía podía contemplarse, de forma excepcional, la imagen de la patrona de Ávila. 

Según comentó Jiménez, lo habitual es que tras el día grande -15 de octubre- , la imagen atribuida a Gregorio Fernández retorne a la Capilla Natal, recientemente restaurada y junto a la cual se ha realizado la reproducción de la que pudo ser la estancia en la que vivió de niña Santa Teresa. 

El prior observó que ya en estos primeros días del V Centenario se nota un incremento en la afluencia de público, con personas llegadas de todo el mundo, como tres grupos de coreanos, otro de brasileños y varios de franceses, a los que se suman españoles procedentes de Madrid, Valladolid, País Vasco, Cataluña... 

Al inicio de la ceremonia religiosa, Jiménez recordó a los asistentes dónde se encontraban y el hecho de que el Papa haya concedido la indulgencia plenaria a quienes participan en esta ceremonia religiosa que se celebra una vez al día. 

El prior subrayó la gran afluencia de público, pero echó en falta la puesta en marcha de la oficina del peregrino, para canalizar a los turistas y fieles hacia los distintos lugares teresianos. 

En otro de los lugares más destacados de esta efeméride, el Convento de San José, la primera fundación de Santa Teresa, ya se notó este fin de semana el incremento notable de visitantes, tal y como destacó la coordinadora de las cuatro voluntarias que se encuentran en ese lugar, Teresa Rojo

Tras aclarar que son "voluntarias, no guías", recalcó el notable incremento de visitantes procedentes, no solo de España y del resto de Europa, sino también de Asia y América. 

Lo mismo ocurre con el museo de San José, donde otra voluntaria, Isabel López, incidió en el "privilegio" que supone recibir a los visitantes en este lugar cargado de historia.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE