Lince ibérico

El atropello de linces aumenta un 375 por ciento desde 2012

  • El incremento del tráfico y la velocidad, causas de las muertes del lince en el asfalto

El lince ibérico es una especie en peligro de extinción.

El lince ibérico es una especie en peligro de extinción.

archivo
0
Actualizada 23/09/2014 a las 14:38
  • Sevilla. Efe
El número de linces atropellados desde 2012, año en el que se comenzó a disparar esta mortalidad, se ha duplicado anualmente y ha crecido un 375 por ciento desde entonces, mientras que la población silvestre de este felino sólo ha aumentado un 17 por ciento, según estadísticas cotejadas por la Agencia Efe. 

El saldo de linces mortalmente atropellados permaneció estable en cifras reducidas durante las dos últimas décadas de las que hay registros y se mantuvo en un máximo de cuatro muertes anuales entre 2009 y 2011, según los datos de los programas LIFE para la conservación de este felino.

A partir de 2012, los atropellos se han disparado, hasta sumar siete fallecimientos en dicho ejercicio, catorce en 2013 y diecinueve en lo que va de año, un nuevo récord que refleja un incremento del 375 por ciento respecto a los cuatro atropellos anuales del trienio 2009-2011. 

Por el contrario, el aumento de la población silvestre desde 2011 ha sido del 17,3 por ciento, incluyendo los 71 felinos nacidos en cautividad liberados desde ese año en las reintroducciones de Guadalmellato (Córdoba), Guarrizas (Jaén), Extremadura y Castilla-La Mancha y para reforzar la población de Doñana, a falta del saldo final de cachorros nacidos en libertad este año. 

El balance de 2012 es especialmente significativo, pues ese año casi se duplicaron los linces atropellados -siete, frente a los cuatro de 2011- mientras que la población no sólo no aumentó, sino que se redujo en un ejemplar respecto a los 312 felinos de 2011, pese a que ese año se liberaron quince linces nacidos en cautividad. 

En 2013 se mantuvo esta tendencia y los catorce linces atropellados también duplicaron los siete del año anterior, mientras que la población silvestre aumentó el 6,75 por ciento, pese a que se reforzó con veinte linces más nacidos en cautividad

Este aumento exponencial de atropellos ha continuado en este año, en el que ya se han contabilizado diecinueve muertes en carretera, un 35 por ciento más que el récord de 2013. 

Además de los atropellados, al menos cinco linces más han muerto este año por otras causas, uno de ellos en la reintroducción de Extremadura -envenenado- y otro en la de Castilla-La Mancha, del que no se ha comunicado la causa de su muerte. 

Los cuarenta linces atropellados desde 2011 consolidan al atropello como la primera causa de muerte de este felino, en peligro crítico de extinción, y confirman un crecimiento exponencial de esta mortalidad, que en los tres últimos años ha causado más bajas que en toda la década anterior, siempre según los datos facilitados por la Junta de Andalucía, para los que científicos, técnicos y ecologistas piden una auditoría independiente. 

La Junta relaciona este aumento de atropellos con el incremento de la población silvestre pero otros colectivos y científicos destacan causas como la apertura de carreteras y el asfaltado de caminos, con el consiguiente aumento del tráfico y de la velocidad, o la falta de mantenimiento de vallados y cunetas.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE