CURIOSIDADES

Putin se pone de moda gracias a unas camisetas

  • Una empresa vende miles de camisetas del presidente ruso vestido de militar o de tipo duro

Mickey Rourke, con una de las camisetas

Mickey Rourke, con una de las camisetas

INTERNET
0
14/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El último movimiento de Vladímir Putin en ese tablero de ajedrez en el que se ha convertido Ucrania ha sido mandar un convoy de ayuda humanitaria para los habitantes del este de Ucrania, en su gran mayoría rusófonos. Una jugada que causa quebraderos de cabeza en los países occidentales y en Kiev, donde el presidente ruso es el enemigo público número uno. En las calles de Moscú -al igual que en otras ciudades rusas- la sensación es totalmente contraria. Putin ha alcanzado cotas de popularidad que supera el 80% de aceptación y eso se traduce en muestras de amor, aprecio y negocio.

Eso último es lo que pensaron Anna Yefrémova e Iván Yershov, los diseñadores que se esconden detrás de la marca Anyavanya. Decidieron que debían conmemorar las últimas "victorias" rusas, como llaman ellos a la anexión de Crimea y Sebastopol o los Juegos de Sochi, de alguna manera. Así, crearon varias camisetas con Putin en diferentes posturas e indumentaria. Así, tenemos a Putin de tipo duro, vestido con una cazadora (y la leyenda el más amable) o con una camiseta floreada y con un cóctel con sombrilla disfrutando del sol en Crimea. Unas propuestas que han arrasado: en la primera jornada que se pusieron a la venta, se despacharon más de 5.000 prendas. Esto ha provocado que ya se está preparando una segunda edición de las camisetas.

El carisma de Putin atraviesa fronteras y llega hasta la archienemiga América. Dos actores que conocieron tiempos mejores, como Steven Seagal y Mickey Rourke, han mostrado públicamente su apoyo. El actor del pelo engominado, echado para atrás y terminado en coleta, capaz de tumbar enemigos a base de artes marciales sin moverse del sitio, ofreció un concierto en Sebastopol para apoyar a su "amigo" Vladímir. La especie de Blues que toca gustó, pero no tanto como las fotos que se hicieron los fanáticos de las películas de acción.

En la capital rusa, Rourke se paseó por un centro comercial de la plaza Roja y se topó con una de las tiendas donde venden las camisetas. El operadísimo actor no dudó en quitarse la que llevaba, enseñar su torso tatuado y enfundarse una con la cara del ocupante del Kremlin. Los dependientes de la tienda enloquecieron. El actor estadounidense pagó la camiseta, colocó un autógrafo en otra y aseguró que Putin le caía bien. "Si no me gustara, yo no compraría la camiseta. Lo conocí un par de veces (a Putin) y él es un verdadero caballero, un tipo normal, muy 'cool'. Me miró directamente a los ojos. Creo que es un buen tipo. Si no lo hiciera, creo que no me pondría la camiseta", indicó Rourke, que tiene una novia rusa.

Por cierto, las camisetas se venden por 1.200 rublos, unos 25 euros, y se pueden comprar en internet y parte de las ganancias se destinan a labores benéficas.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE