Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Hepatitis C

Un medicamento contra el virus tiene una eficacia de hasta el 92%

  • 'Olysio' trata a enfermos infectados en los primeros estadíos y será financiaciado por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS)

  • Colpisa. Madrid
Actualizada 26/07/2014 a las 06:00
La hepatitis C causa 350.000 muertes al año en el mundo, de las cuales 86.000 se producen en Europa.

El virus, que se transmite por la sangre, provoca graves complicaciones hepáticas, siendo la principal causa de cáncer y transplante de hígado y cirrosis en Occidente.

Pero es que además es una enfermedad asintomática "el hígado es muy traidor, no duele, no da síntomas", declara Ramón Planas, jefe del Servicio de Digestivo del Hospital GermansTrias i Pujol, de Barcelona.

Ahora, un medicamento de última generación, 'Olysio' (simeprevir), ha revolucionado el sector por dos motivos: por primera vez trata a los enfermos infectados por el genotipo 4 y su financiación por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS). Un acuerdo entre las autoridades sanitarias y la farmacéutica permite que, si las comunidades se quedan sin dinero, lo abonará la empresa para que se prosiga el tratamiento. Comenzará a comercializarse en agosto y tiene una tasa de eficacia de hasta el 92%.

El simperevir, ya comercializado en Japón, Estados Unidos, Canadá o Rusia, innova respecto a los anteriores que se ofrecían a pacientes del virus en varios aspectos.

Uno de ellos es el estadio de los enfermos al que se dirige, mucho más prematuro, mientras que antes el tratamiento se limitaba a los casos más graves. Así, se evita una lesión hepática irreversible y se reducen "de manera muy significativa" los casos de cáncer y transplante de hígado y cirrosis. Otra novedad es que reduce la duración y frecuencia del tratamiento, pasando a una sola cápsula al día durante doce semanas, cuando antes los medicamentos más avanzados constaban de doce tomas al día durante el doble o cuádruple de semanas.

Además, este fármaco amplía el espectro de pacientes que pueden usarlo. Está destinado a los enfermos por el genotipo 1 -que aglutina a siete de cada diez casos totales de hepatitis C- y, por primera, los del grupo de genotipos 4, pacientes con difícil tratamiento. Estos últimos constituyen entre el 5% y el 10% de los casos.

Plana afirma que el medicamento es "la mejor noticia a los pacientes de hepatitis C en los últimos 25 años". El tratamiento de la enfermedad infecciosa se inició en 1990, con unas tasas de éxito del 5 al 10%. Se siguió trabajando hasta que 22 años después, en 2012, se utilizaron por primera vez inhibidores de la proteasa -una enzima que permite la replicación del virus- y se pasó a unas tasas de éxito del 73%, porque "si se cura la replicación, se cura al paciente".

Hoy se comercializarán unos inhibidores de segunda generación que han recogido unos resultados positivos en el 90% de los casos, algo que ha alegrado mucho a los pacientes. "Siempre hemos estado en la sombra", declaró Antonio Bernal, presidente de la Federación Nacional de Enfermos y Transplantados Hepáticos (FNETH), que han luchado contra las autoridades por la financiación de los tratamientos. Ahora, esta "coletilla" no va a ser excusa.

El Ministerio de Sanidad ha declarado su compromiso con este tratamiento para el que ha calculado una inversión de 25.000 euros por paciente como presupuesto 'techo'. Si hay más pacientes, los pagará la farmacéutica Janssen. "Y sin romper las arcas del Estado", sostuvo Bernal, quien mostró su deseo de que las comunidades "no se echen atrás" con este acuerdo.


ERRADICACIÓN

El precio de 'Olysio', que siempre tiene que ir asociado a dos antivirales de acción directa para el tratamiento será comparable al de los medicamentos de primera generación. Pero Antonio Fernández, directivo de Janssen, incidió en que este tratamiento permitirá tratar a los enfermos en fases mucho más tempranas, evitando lesiones hepáticas irreversibles y, por tanto, ahorrando mucho dinero a las arcas a largo plazo.

Porque, a diferencia de otras enfermedades virales que requieren tratamiento de por vida, la hepatitis C es curable. "Se puede erradicar", añadió. Pero, para que esto pueda suceder, los medicamentos "tienen que estar accesibles", sentenció Fernández.

Esta erradicación, además de la eficacia de los medicamentos, se debe a que cada vez hay menos casos. La infección por transfusiones de sangre prácticamente ha desaparecido y la vinculada a la drogadicción está bajando significativamente gracias a la utilización de inyecciones seguras (jeringuillas limpias). Esto, unido a la comercialización de estos prometedores tratamientos, ha llevado a Planas a concluir "en 2030 la hepatitis C ya no será un problema".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE