Salud

Una nueva técnica permite un mejor diagnóstico del cáncer de próstata

  • Este método, que se lleva a cabo por una fusión de imágenes, reduce los pinchazos en las biopsias y el riesgo de infecciones

0
27/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
La aplicación de una nueva técnica permite un mejor diagnóstico y realizar biopsias más precisas y sin riesgo de infecciones a pacientes con sospechas de sufrir un cáncer de próstata. Este método diagnóstico, presentado este jueves por el urólogo Pedro Torrecillas, "hace biopsias por fusión de imágenes y evita molestias innecesarias a los enfermos", según el responsable del Centro Internacional de Criocirugía y Criomedicina (ICCC), con sede central en Málaga.

El proceso habitual cuando un paciente tiene elevados los niveles de PSA es practicarle una biopsia. Para ello, se le somete una serie de pinchazos por el recto (de 12 a 18). Si después de esa prueba el PSA continúa elevado se le hace una biopsia por saturación (de 24 a 30 pinchazos por el recto). El riesgo de ese tipo de biopsia, aunque infrecuente, es que el enfermo puede sufrir una infección (sepsis) grave, indicó Torrecillas.

La nueva técnica elimina casi por completo el peligro de contraer una infección, aseguró el urólogo, que también explicó el sistema que él lleva a cabo en Centro Internacional de Criocirugía y Criomedicina. En primer lugar, al paciente se le hace una resonancia magnética multiparamétrica, cuya duración es de dos horas. A través de ella, se aprecian zonas con alta, baja o ninguna sospecha de que haya un tumor en la próstata.

Una vez que se tienen los resultados, se cita al enfermo para practicarle una biopsia por fusión de imágenes. En un ecógrafo especial se introduce un CD con las imágenes obtenidas en la resonancia. Eso permite ir señalando las zonas de la próstata donde hay sospechas de que esté el tumor. Después se superponen o fusionan las imágenes de la resonancia y de la ecografía y se procede a hacer la biopsia, que se lleva a cabo por el periné (espacio que media entre el ano y las partes sexuales) y no por el recto. De ese modo, se logra una mayor precisión en los resultados finales. Además, solo se realizan dos o tres pinchazos, que se efectúan en la zona donde se sospecha que está el cáncer.

Por otro lado, y en relación directa con este tipo de biopsia, el doctor Torrecillas ha señalado que cuando el cáncer se encuentra localizado y no afecta al total de la próstata, al enfermo se le puede aplicar un tratamiento focal o parcial del tumor.

La terapia se puede dar a través de criocirugía o de la técnica llamada nanoknife. La ventaja, señaló el doctor Torrecillas, es que no hay que quitar la próstata entera al enfermo. Solo se extirpa la zona afectada por el tumor, lo que facilita que el paciente pueda llevar una vida sexual normal. Ese sistema, ha subrayado el especialista en urología, se puede aplicar en torno al 70 por ciento de los hombres que sufren un cáncer de próstata. "Lo importante es que el tumor se diagnostique de forma precoz", destacó Torrecillas.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE