Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Medio Ambiente

Daniel Paulay: "El océano es un enfermo crónico"

  • Según el científico es "una tontería" eso de que la economía y la ecología sean contradictorios

Isla del Parque Nacional de Coiba, en el Océano Pacífico, en Panamá

Isla del Parque Nacional de Coiba, en el Océano Pacífico, en Panamá

archivo
0
21/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • efe. cádiz
Considerado una autoridad mundial en el estudio del declive de las reservas pesqueras y de los efectos del calentamiento global en los ecosistemas marinos, el científico francés Daniel Paulay alerta de que los océanos son "como enfermos crónicos" cuya vida es "cada día más difícil".

Es una situación que este científico, que este viernes fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Cádiz, ve evolucionar imparablemente, mientras los políticos y la sociedad miran para otro lado, sin querer ver un problema que, en su opinión, haría necesario declarar reservas protegidas la mitad de la superficie marítima de la tierra.

"Las reservas marinas protegidas son parte de la solución, pero su extensión es tan lenta que no es suficiente para responder a la meta", la de restaurar un medio en el que los peces cada vez son más pequeños y se ven obligados a buscar zonas de aguas más frías para poder respirar, ha dicho en una entrevista.

Paulay, uno de los 50 científicos más influyentes del mundo según la revista "Scientific American", ha explicado que los efectos negativos de la sobrepesca y del calentamiento global son muy parecidos para el ecosistema marino.

Unos efectos que, más que con datos, prefiere ilustrar con tres elocuentes fotos que reflejan la misma cara de felicidad en un pescador de Florida que en 1956 pescó un mero más grande que él; otro en 1980 con el mismo pescado, pero de la mitad de talla, y otro que en 2007 posaba triunfante con un pez de la misma especie más pequeño que su brazo.

"Todos piensan que el pescado es grande porque las cosas cambian y nosotros no lo sabemos, es un proceso de cambio de apreciación", explica mientras recuerda que otro de los factores que enmascaran esta realidad de la disminución de talla de los peces es que la mayor parte del pescado de un mercado, incluso en zonas pesqueras como Cádiz, "es de otras partes del mundo o de acuicultura".

Por eso Daniel Pauly, nacido en 1946 en París y que desde 1994 trabaja e investiga en el Centro de Pesquerías de la Universidad de la Columbia Británica de Vancouver (Canadá) cree que es "necesario" tomar decisiones globales y disminuir la presión pesquera "hasta el 2020".

Sabe que los políticos y los empresarios tienen "resistencia" a tomar este tipo de medidas y a "buscar pretextos" para no hacerlo, aunque, en su opinión, no perseguir ese objetivo es "cortarse la nariz".

"En Estados Unidos hace 20 años se buscó esa reconstrucción de las pesquerías y ahora las capturas son más grandes, ha sido bueno económicamente", señala Pauly.

El mar, como el resto de planeta, sufre la "tolerancia de los políticos" y las actitudes de los responsables de industrias a los que "siempre hay que forzar" a tomar medidas para que sus empresas tengan "efectos neutrales" en los ecosistemas, según Pauly.

Él, sin embargo, asegura que es "una tontería" eso de que la economía y la ecología sean contradictorios.

"La economía que destruye la ecología es una mala economía, porque no es una economía eficiente", sentencia mientras explica que las industrias pueden hoy en día buscar "nuevos trucos" para reducir sus emisiones, reutilizarlas y con ello, aumentar su rentabilidad.

Aunque los efectos de la sobrepesca y del calentamiento en el mar "son lentos" y "no son visibles" para los consumidores de pescado, ya hay señales para hacer saltar las alarmas.

Uno de ellos es "el desarrollo inmenso de las medusas en todos los ecosistemas marinos" y otro las vistas desde el espacio de superficies de fango en fondos marinos como los del Golfo de México, antes plagados de vida marina, por el paso de las flotas de arrastre.

La presión pesquera actual, según este científico, es además "una tremenda pérdida" teniendo en cuenta que "se desperdicia más de un tercio de las capturas marinas porque se convierten en harina de pescado para alimentar animales".
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra