Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
salud

Las mamografías reducen la mortalidad del cáncer en un 40%

  • Los especialistas desaconsejan los programas de cribado en las menores de 50 por tener "más riesgos que ventajas"

Una mujer se realiza una mamografía.

Una mujer se realiza una mamografía.

archivo dn
0
Actualizada 20/06/2014 a las 22:14
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Las mamografías son objeto de polémica desde hace tiempo. No es extraño ver cómo cada semana aparece un nuevo estudio que habla de las ventajas o inconvenientes de los programas de cribado como la forma más efectiva para atajar un problema que afecta a 25.215 mujeres en España según el informe de 2013 de la Sociedad Española de Oncología Médica, y cuyo índice de mortalidad es del 15%.

En España, los trescientos expertos que se reunieron ayer en Madrid con motivo de la VII Reunión Anual de Avances en Cáncer de Mama (Ragma14) concluyeron que las mamografías son el método más eficaz para la detección precoz de los tumores de mama y aseguraron que reducen hasta un 40% los índices de mortalidad asociados a este tumor. Sin embargo, debido a los efectos psicológicos y físicos que tiene para una mujer realizarse una de estas pruebas, aconsejaron que solo se hagan en mayores de 50 años, el grupo de población que más posibilidades tiene de padecer esta enfermedad.

"Aún no se ha demostrado que las mamografías periódicas en menores de 45 años tengan un beneficio suficiente como para compensar los posibles efectos adversos que conlleva", explicó la coordinadora del programa de cribado de cáncer de mama en Navarra, la doctora Nieves Ascunce. Estos riesgos a los que se enfrenta cualquier mujer al hacerse una mamografía son, por ejemplo, los denominados falsos positivos o la detección de lesiones que no se hubieran manifestado clínicamente.

La doctora Ascunce destacó que, en el caso de las mujeres de 50 a 69 años, estos riesgos "están compensados" con el aumento en la detección precoz de este tipo de tumores. Según los últimos estudios del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam), el cribado ha permitido que actualmente más de ocho de cada diez mujeres mayores de 50 años sobreviva a la enfermedad a los cinco años, frente a siete de cada diez a principios de los años 90. Además, Ascunce advirtió de que existe una idea "sobredimensionada" de que tener un antecedente familiar aumenta notablemente las posibilidades de cáncer de mama. "Es más peligroso tener 55 años que la herencia genética, que solo está detrás del 5% de los casos", aseguró la experta. Sin embargo, las mamografías están "muy recomendadas" para las menores de 50 años en riesgo por otros factores como, por ejemplo, "tener una alta densidad de tejido mamario".

Mamografías y crisis
La doctora adelantó también que en las próximas semanas se va a publicar una orden ministerial por la que se actualizará la cartera básica común del Sistema Nacional de Salud (SNS) y que se va a incluir el cribado de mama en mujeres de 50 a 69 años como prestación básica. El año pasado, el Ministerio de Sanidad unificó los criterios de cribado para la detección precoz de este tumor.

En la actualidad, existen programas de cribado de cáncer de mama en todas las comunidades autónomas. Sin embargo, la representante de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), Josefa Madrid, subrayó la importancia de que estos tratamientos se realicen "de forma homogénea" en todo el territorio y que se cree un registro del tumor en toda España ya que, según aseguró, "los que hay solo incluyen al 15% de las enfermas". Madrid explicó que "la detección precoz puede evitar que los tratamientos sean más agresivos", por lo que defendió que "ni la crisis, ni algunos intereses privados deberían hacer que disminuyera la importancia que la Administración le otorga a las mamografías".

Por su parte, el miembro del comité organizador de Ragma14, Pedro Sánchez Rovira, abogó por aumentar la investigación clínica a nivel nacional y apoyar a los diferentes grupos cooperativos que trabajan para luchar contra este tumor, así como incentivar la inversión para mejorar el conocimiento de los diferentes tipos de cáncer de mama.

El profesor Charles Perou, experto en genética y patología en la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) apoyó esta iniciativa y destacó la importancia de definir "el mayor número posible de subtipos moleculares del cáncer de mama" para identificar nuevos tratamientos individualizados, ya que el conocimiento de la biología tumoral permite personalizar el tratamiento, reducir la toxicidad y manejar las posibles resistencias.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra