Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SOLIDARIDAD

Manos Unidas critica el retroceso de la ayuda al desarrollo

España destina a cooperación un 0,17% del PIB, lo que la sitúa en niveles de hace 20 años Los ingresos de esta ONG caen un 8% en 2013, en especial la aportación pública, con un descenso del 40%

  • colpisa. madrid
Actualizado el 05/02/2014 a las 06:01
"Nosotros también estamos notando la crisis". La afirmación de la presidenta de Manos Unidas, Soledad Suárez, refleja la preocupación por la caída de los ingresos de la ONG procedentes tanto de ayudas públicas como de donaciones privadas. Y es que la ONG que desarrolla 1.400 proyectos en 60 países de África, Asia y América ha visto cómo se reducían sus arcas por cuarto año consecutivo. En 2013 obtuvo 44,2 millones de euros, lo que supone un 8% menos que el año anterior. La caída se produjo muy especialmente por la reducción un 40% de la aportación del sector público, que supone 4,5 millones del total. Mientras que los 38 millones del sector privado apenas sufrieron una disminución del 4%.

Una de las principales causas de esta disminución de recursos tiene que ver con los recortes presupuestarios a la cooperación. Así, España destinó un 0,17% del PIB a la Ayuda Oficial al Desarrollo en 2013, lo que supone retroceder a niveles de hace 20 años. Y las perspectivas son de que siga esta evolución negativa, según denunció Manos Unidas este martes durante la presentación de su nueva campaña 'Un mundo nuevo, proyecto común'.

Suárez aseguró que la fuerte caída de la aportación pública tiene que ver con esa menor dotación de los programas de Ayuda Oficial al Desarrollo. En este sentido, se mostró esperanzada en que a partir del próximo año "la cooperación española vuelva a contar con fondos". Por su parte, achacó el descenso de las donaciones privadas a las dificultades económicas que atraviesan muchos socios que les impiden pagar la cuota, pero también a que parte de las donaciones se han destinado a otras ONG que trabajan específicamente en ayudar a personas en España cuya situación se ha deteriorado por la crisis. Sin embargo, desde Manos Unidas hicieron hincapié en que por duras que sean las circunstancias en España no se olviden los problemas en el resto del mundo. "Lo que aquí es una necesidad o una carencia, en los países en los que trabaja Manos Unidas puede ser cuestión de vida o muerte", recordó Suárez.

"La aportación de cada uno marca la diferencia", explicó Covadonga Orejas, coordinadora de los centros que Manos Unidas tiene en Togo y Gabón. Dichos programas tienen como objetivo la protección de los menores, su reinserción escolar y social y evitar que las niñas acaben en el tráfico de esclavas. Por su parte, Óscar Bazoberry, coordinador del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica insistió en que a pesar del desarrollo económico de muchos países de latinoamérica, esos beneficios "no se han universalizado" y puso como ejemplo la pobreza del sector campesino indígena que representa el 16% de la población en esas regiones.

Desde la ONG insistieron en la necesidad de que los países desarrollados se comprometan a aumentar la aportación para la Ayuda Oficial al Desarrollo y a las empresas y entidades financieras a "que destierren las relaciones basadas en el logro del máximo beneficio y pongan en el centro de sus intereses el bien de la persona". También reclamaron que los países en vías de desarrollo mejoren su gobernabilidad y se comprometan con la defensa de los derechos fundamentales.
volver arriba

Activar Notificaciones