Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

Tres de cada diez personas obesas sufren estrés

  • Con motivo de la celebración este viernes del Día Nacional de las Personas Obesas, se ha lanzado la campaña "Dile NO al Obestrés"
  • Comer deprisa fuera de casa o comer mientras se ve la televisión son factores que determinan que haya más obesidad

El 30% de la población infantil en España sufre sobrepeso (21,7%) u obesidad (8,3%).
Niños comiendo helados
SXC
  • efe. madrid
Actualizada 13/12/2013 a las 06:01
Tres de cada diez personas con obesidad tienen problemas relacionados con el estrés, y cuatro de cada diez ciudadanos modifica su patrón alimentario cuando lo sufre, mediante el aumento de la ingesta de alimentos con alto contenido calórico y de grasas.

Por ello y con motivo de la celebración este viernes del Día Nacional de las Personas Obesas, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) han lanzado la campaña "Dile NO al Obestrés".

Según el doctor Javier Salvador, presidente de la SEEN, el "estrés constituye, por sí mismo, un factor de riesgo adicional para el desarrollo de ciertas enfermedades, como las cardiovasculares".

Para la doctora Susana Monereo, secretaria general de SEEDO, "la población no está suficientemente concienciada y, por lo tanto, seguimos comiendo mal".

En este contexto, desde las sociedades científicas abogan por insistir en educar y animar a la gente a cambiar sus hábitos de vida de forma progresiva.

Comer deprisa fuera de casa, no hacerlo alrededor de la mesa con toda la familia, comer mientras se ve la televisión o delante del ordenador son factores que está demostrado científicamente que determinan que haya más obesidad.

El doctor Albert Lecube, coordinador del Grupo de Obesidad de la SEEN, advierte de que el estrés tiene influencia en la elección de los alimentos y en el tamaño de las raciones, ya que las aumenta.

Se asocia con un aumento de la adiposidad central, un efecto que se produce en mayor medida en los hombres que en las mujeres.

El estrés, además, favorece la ingesta de alimentos que podrían denominarse de "recompensa", aquellos más placenteros para el paladar, generalmente más ricos en grasas o más dulces, cuya ingesta favorece la aparición temporal de un estado de felicidad.

Parece ser que aquellas personas que tienen un peso por encima de lo normal o con sobrepeso u obesidad leve antes de sufrir el estímulo estresante están más inclinados a responder incrementando la ingesta y su peso.

La exposición al estrés a lo largo de distintos periodos de la vida, como por ejemplo en la infancia o la adolescencia, influirá sobre el peso en la edad adulta y puede ser crucial para el desarrollo futuro de obesidad, advierten los expertos.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE