Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
VINO

Bodegas y famosos: ¿Capricho, pasión, marketing o negocio?

Andrés Iniesta, frente a su bodega en Albacete.

Andrés Iniesta, frente a su bodega en Albacete.

VINETUR.COM
0
Actualizada 12/07/2013 a las 12:49
  • Madrid, 12 jul (EFE
Cantantes, actores, cineastas, diseñadores, deportistas, empresarios, periodistas y toreros participan en diferentes proyectos vitivinícolas, movidos por la pasión, búsqueda de prestigio, capricho o negocio, aunque no siempre su presencia en la bodega ha sido garantía de éxito en el mercado. 

En España, tienen intereses en bodegas Gerard Depardieu, Andrés Iniesta, Antonio Banderas, Rafael Moneo, Fran Rivera, Imanol Arias, Carlos Sáinz, José Luis Cuerda o Roberto Verino, aunque el tándem famosos+vino es un fenómeno que traspasa fronteras, como muestran los casos de Ford Coppola, Messi, Angelina Jolie o Brad Pitt.

En algún caso, los famosos han dado visibilidad a la bodega.

En otros, su participación no ayuda a las compañías en su esfuerzo por vincularse a calidad y a profesionalidad; a veces han dado una imagen "frívola" o han eclipsado al producto e, incluso, han fomentado los prejuicios entre algunos consumidores, que creen que pueden ser caldos inaccesibles o productos "de márketing".

No es de extrañar que dos bodegas consultadas hayan solicitado que no se les vincule con los personajes populares que participan en su accionariado, cansadas de que no se les vea con seriedad y les "etiqueten" siempre como "el vino de...".

Entre las iniciativas que triunfan encontramos a Bodegas Montecastro (Castrillo de Duero, Valladolid), con el cantante Julio Iglesias como copropietario.

La firma está presidida por Alfonso de Salas, marqués de Montecastro y Llanahermosa, máximo accionista, y en ella figuran como socios empresarios y periodistas como Juan González, Pedro J. Ramírez, Gregorio Peña, Francisco Torres o Enrique Sánchez.

Fuentes de la compañía -que vende en 27 países y apunta a Brasil, China y otros destinos asiáticos como mercados prioritarios- constatan que la imagen internacional del artista les ayuda, pero también dejan claro que la apuesta del grupo pasa por vender caldos por su máxima calidad y no "el vino de Julio Iglesias".

Por su parte, el diseñador gallego Roberto Verino logra una facturación de 500.000 euros con su vino "Terra do Gargalo" (Bodegas Gargalo): inicialmente fue "un capricho" para él, enseguida se convirtió "en una pasión" y ha terminado siendo "un negocio".

"Supongo que habrá muchas personas que jueguen con el vino por una cuestión sólo de prestigio o de notoriedad, pero ése no ha sido nunca mi caso", agrega Verino.

Bodegas Gargalo produce actualmente 100.000 botellas, de las que 80.000 se quedan en España y el resto se exporta principalmente a Reino Unido, Bélgica, Holanda, Andorra, Colombia y Japón.

Pero, ¿le ayuda al modisto su fama como diseñador internacional a abrir mercados para el producto? "Por supuesto que sí, pero de una manera demasiado sutil. El prestigio de tu marca comienza con un hándicap, deshacer el prejuicio de quienes antes de probar el vino pueden pensar que se trata sólo de una estrategia de 'márketing'".

Los productos de Celler Vall Llach, propiedad de Albert Costa y el cantautor Lluis Llach en el Priorat, se han hecho un hueco en las mesas chinas -donde han logrado un gran éxito con su enseña "Vall Llach", que en los restaurantes del oriente lejano cotizan a 200 euros y pugnan con los reputados caldos de lujo francés-.

Y en EEUU compite con el Cabernet del valle de Napa (California), según detalla a Efeagro el copropietario de la bodega catalana, Albert Costa, quien continúa el negocio vitivinícola heredado de su padre y fundador de la bodega, Enric, junto al conocido cantautor.

Llach pasa la mitad del año al frente de su Fundación en Senegal, pero no se pierde cada una de las vendimias e, incluso, es el responsable de catar las uvas y determinar el mejor momento de maduración para comenzar a vendimiar sus uvas "premium".

Acontia, proyecto en el que participa el torero y empresario Rivera Ordóñez, es otro de los ejemplos de triunfo en el mercado.

Según explica la presidenta y propietaria de Bodegas Liba y Deleite, Maite Geijo, la adquisición por parte de Rivera Ordóñez de una parte de las acciones del grupo fue "una operación empresarial sin más" en un primer momento, pero luego él se ha ido involucrando más y "su apoyo se nota" para ganar clientes.

Especialmente cuando "levanta un teléfono" y logra contactar con algún jefe de compras importante poco accesible, detalla Geijo.

Pero también quiere dejar claro: "En ningún sentido se pretende que Rivera Ordóñez nuble a Acontia", ni que Acontia sea "el vino de Rivera Ordóñez".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra