Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Zapatero reconoce que el anuncio de su salida ha revitalizado al PSOE

Marcelino Iglesias recuerda que los congresos del PSOE son siempre después de las elecciones

  • PAULA DE LAS HERAS . COLPISA. MADRID
Publicado el 05/04/2011 a las 02:01
Es poco probable que Zapatero pensara, hace unos años, que el PSOE reaccionaría ante el anuncio de su marcha con alivio y satisfacción. Pero asumido que así sería, y con cierto cálculo maquiavélico, el presidente del Gobierno decidió hacer de la necesidad virtud y aprovechar su flaqueza para reforzar al partido. Así lo contó al menos, a toro pasado, ante la ejecutiva socialista.
"La elección del momento ha sido fruto de una estrategia política muy pensada", dijo, según fuentes de la reunión.
El líder del PSOE volvió a explicar ante la dirección de su formación el por qué de su comportamiento. Por qué mantuvo en secreto, para la mayoría de ellos, una decisión que tenía tomada desde poco después de llegar a la Moncloa y por qué se lanzó a contarla este sábado a menos de dos meses de las elecciones autonómicas y locales del 22 de mayo, como le habían exigido muchos barones, y como le aconsejaban algunos de sus asesores más cercanos, entre ellos el vicesecretario general, José Blanco.
Los socialistas, incluso aquellos que sostenían hacer ya ese anuncio era una barbaridad y que lo más conveniente sería esperar hasta final de año, aseguran ahora que el adiós de su secretario general ha vuelto a situarles "en el centro del tablero". "El PP ha perdido el paso y encima hemos abierto el foco porque ahora hay como mínimo tres posibles dianas y no saben bien a cual apuntar", comenta un miembro de la ejecutiva en alusión a las aspiraciones sucesorias de Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón.
"Revulsivo interno"
El propio Zapatero, según fuentes de la reunión, fue más allá. Y no dudó en admitir que se renuncia ha servido de revulsivo interno.
"Esto ha permitido que el partido recupere las ganas y las fuerzas para combatir", dijo conforme a estas fuentes.
"Hoy -insistió- estamos mejor para hacernos oír que antes del sábado".
Su partido comparte el entusiasmo. Incluso hay quien defiende que la celebración de las primarias va a venir bien para "mantener la tensión informativa". Ahora bien, tampoco niegan que todo dependerá de cómo se jueguen las cartas y, sobre todo, de que nadie caiga en la tentación de abrir una lucha cainita. "Si lo hacemos bien, puede ser muy positiva", remarca un veterano dirigente.
Lo cierto es que otra batalla amenaza ya con estallar, la de si el candidato que salga de las primarias debe ir o no a un Congreso Federal en otoño para ser elegido también secretario general del partido. Es decir, si Zapatero debe cederle el bastón de mando. "Hay mucha presión territorial para el sí y para el no", admite un dirigente que se dice neutral en la disputa entre rubalcabistas y chaconistas.
Los defensores del vicepresidente primero apuestan porque el candidato tenga también el poder orgánico. Pero, según aseguran diversas fuentes, nadie lo ha planteado abiertamente en las reuniones internas.
El secretario de Organización, Marcelino Iglesias, subrayó que Zapatero "no ha formulado en ningún caso que desee dejar la secretaría general" y recordó que los congresos socialistas siempre se celebran después de las elecciones generales. Un argumento que reiteran en el entorno más cercano del jefe del Ejecutivo.
El sábado, ante el Comité Federal, dijo que seguía siendo presidente del Gobierno y secretario general con voluntad de "ejercer". Y ayer, según fuentes socialistas, añadió que lo hará "hasta el final". "Como presidente voy a terminar la tarea del Gobierno y como secretario general a garantizar todo el proceso interno del partido".
Rajoy: "La interinidad de Zapatero lastra la recuperación de España"Casi 48 horas ha tardado Mariano Rajoy en valorar la decisión de José Luis Rodríguez Zapatero de no repetir como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno en 2012. Una reacción de perfil bajo que obedece a una estrategia fijada por el propio Rajoy: "nada ha cambiado" tras el Comité Federal de los socialistas.
El único anuncio que los populares esperan oír de Zapatero es el de la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales, a poder ser, para el próximo otoño. Recuerdan en la dirección del PP que desde que Rajoy reclamó el adelanto electoral, hace nueves meses, durante el pasado debate del estado de la Nación, la realidad económica en España "ha empeorado" de forma considerable. El líder del PP, en una entrevista radiofónica matinal y en un almuerzo-mitin en Murcia, repitió ayer una misma idea: la "interinidad" de Zapatero supone un lastre para la recuperación en España. Se mostró convencido de que esta circunstancia irá a peor a partir del verano, porque las primarias socialistas derivarán en una "bicefalia" en el partido que sostiene al Gobierno.
Rajoy lamentó la imagen que ofrecen hoy por hoy los socialistas, que no es otra, a su juicio, que la de un grupo "enredado en quinielas, disputas y espectáculos" sobre el relevo de su jefe de filas. Situó, frente a este PSOE en "descomposición", a un PP "unido" que "gobernará para todos los españoles, nos voten o no".
Durante la entrevista que concedió a la cadena SER, el líder de la oposición confesó que su programa huirá de planteamientos ideológicos férreos, de modo que lo puedan votar la mayoría de los españoles.
Rajoy confesó que, en la primera oportunidad que tenga, deseará a Zapatero que tenga "suerte en lo personal", pero incidirá en que "con marcharse no basta" sino que debe dejar que los españoles decidan con su voto qué política económica desean.
Rechazó, de plano, la posibilidad de que el PP presente en el Congreso una moción de censura porque en la actual coyuntura social y económica de España no caben "frivolidades".
Una vez contrastado que los populares carecen de los apoyos parlamentarios suficientes para derrotar al PSOE -CiU, PNV y la izquierda darían la espalda al PP-, Rajoy tiene claro que ese instrumento parlamentario "sólo generaría confusión" entre los ciudadanos y que, por tanto, carece "de toda la utilidad".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora