Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NUEVO GOBIERNO > LUIS DE GUINDOS ECONOMÍA

Un experto del mundo financiero

  • De Guindos se mueve como pez en el agua en los ámbitos económicos internacionales

Imagen de la noticia

Luis de Guindos. CALLEJA

Imagen de la noticia

Cristóbal Montoro. EFE

0
Actualizada 22/12/2011 a las 01:03
  • M.J. ALEGRE . COLPISA. MADRID

Luis de Guindos Jurado, licenciado en Económicas y Empresariales y técnico comercial y economista del Estado, que cumplirá 52 años el próximo 16 de enero, es el nuevo ministro de Economía y Competitividad.

Su carrera ha discurrido durante años en la administración pública, pero también atesora una larga experiencia en el sector privado, donde fue, sucesivamente, consejero delegado de AB asesores, presidente ejecutivo para España y Portugal de Lehman Brothers y, tras la quiebra del gigante norteamericano, desempeñó el cargo de responsable financiero de Pricewaterouse Coopers. Desde febrero de 2010 dirige también un centro independiente de análisis de los retos del sector financiero, creado al alimón por la consultora PWC y la escuela de negocios del Instituto de Empresa.

De Guindos cumple los principales requisitos que Mariano Rajoy va a demandar de su ministro de Economía. De pensamiento liberal, su trayectoria profesional y su carácter independiente le han incluido en el grupo de los tecnócratas. Aunque afiliado al PP, sí ha adquirido protagonismo en los últimos tiempos ha sido por sus intervenciones en foros públicos donde se han abordado los problemas generados por la crisis de la deuda.

Perfecto inglés

Habla un perfecto inglés, y se mueve con soltura en ámbitos internacionales oficiales como la OCDE y la Unión Europea. Su paso por las instituciones privadas de análisis y consultoría le ayudarán en sus funciones de interlocutor solvente para los expertos que influyen en los inversores y en los mercados financieros.

Entre sus primeros cometidos figurarán, junto a la recuperación de la confianza en la capacidad de España para cumplir sus compromisos fiscales, la culminación de una reestructuración del sector bancario donde aún queda el lastre de las entidades -en su mayor parte cajas de ahorro- que han tenido que recurrir a las ayudas públicas.

La trayectoria de De Guindos le acredita para otras tareas. En el ministerio de Economía del gabinete de José María Aznar y, bajo el liderazgo de Rodrigo Rato, se ocupó de la preparación de España para la entrada en el euro y del saneamiento de las cuentas públicas.

Fue, además de secretario general de Política Económica y Defensa de la Competencia, secretario de Estado y coordinador de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. Conoce desde dentro las pugnas entre los ministerios cuando de trata de decidir sobre los programas de gasto, y es un defensor a ultranza de la liberalización de los mercados de bienes y servicios, una política que le servirá para el segundo de sus grandes cometidos, el fomento de la competitividad.

Conferencia en Navarra

Sus experiencias como consejero de Renfe, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) o la SEPI le ayudarán igualmente a tomar decisiones sobre la transformación del sector público empresarial.

A diferencia de su predecesora, Elena Salgado, De Guindos no asumirá funciones de vicepresidencia ni encabezará las reuniones de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, que presidirá el propio Rajoy.

De Guindos visitó Navarra a principios de octubre, donde ofreció una conferencia invitado por el think tankCivismo, donde desgranó algunas recetas para reactivar la economía.

CRISTÓBAL MONTORO HACIENDA

Veterano, leal y pertinaz opositor

Cristóbal Montoro (Jaén, 1950) es el elegido por Mariano Rajoy para pilotar el proceso de saneamiento de las maltrechas cuentas públicas y asegurar el cumplimiento del programa de reducción del déficit comprometido con Bruselas. Montoro, hasta ahora portavoz del Partido Popular para asuntos económicos, es la pieza clave en el desgajamiento de las competencias de Hacienda del Ministerio de Economía. Una decisión que se justifica por la dedicación que requerirá arreglar el abultado desfase negativo entre ingresos y gastos, cuyo reequilibrio ha sido hasta ahora la principal meta a la que se ha supeditado toda la política económica.

En este campo Montoro, economista y catedrático de Hacienda Pública en la Universidad de Cantabria, juega con ventaja porque conoce muy bien la casa. No en vano fue ministro de Hacienda del Gobierno de José María Aznar entre 2000 y 2004, tras pasar en la legislatura anterior por la secretaría de Estado de Economía, cargo para el que le eligió el entonces vicepresidente económico, Rodrigo Rato. No puede decirse que Rajoy haya elegido, en este caso, a una persona de poca experiencia o desconocedora de las funciones de su departamento.

Recortes de gasto

Su reto inmediato es cumplir el objetivo de déficit y corregir las eventuales desviaciones que pueda heredar de la gestión del PSOE. Para ello deberá hacer frente a una caída importante de los ingresos tributarios por el aumento del paro y el desplome de la actividad.

Además, tendrá que ejecutar las reformas fiscales anunciadas por Mariano Rajoy en el debate de investidura y los recortes de gasto precisos para cuadrar el presupuesto. Hay expertos dentro y fuera de la administración que tampoco descartan que tenga que acometer una subida general de los principales impuestos que pagan todos los contribuyentes, principalmente el IVA y el IRPF, en marzo, cuando el Gobierno presente sus primeros presupuestos.

Para 2011 la meta fijada era reconducir los números rojos al 6% del PIB. Un compromiso que cada vez ponen en duda más analistas, que auguran dificultades por culpa de algunas comunidades autónomas. Para 2012, la meta es rebajarlo al 4,4%, y eso que requerirá un ajuste adicional de al menos 16.500 millones sobre los realizados en este año.

Montoro añade a sus antiguas competencias las de Administraciones Públicas, que hasta ahora habían estado bajo el paraguas de la vicepresidencia de Política Territorial que ejerció Manuel Chaves.

Montoro ve satisfecha su ambición política, después de ocho años en los que ha estado a disposición de su partido ejerciendo una crítica permanente y constante al Ejecutivo socialista.

Irónico y mordaz

En la oposición se ha caracterizado por plantar cara, con ironía y cierta socarronería, a los dos titulares de Economía del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, primero Pedro Solbes y posteriormente Elena Salgado.

Con ésta última ha sido con quien más ha tenido que lidiar en numerosos debates parlamentarios, con un estilo que la propia Salgado ha definido como "expresionista".

Montoro ha criticado duramente las reformas económicas aprobadas por Zapatero, que casi siempre ha calificado de "inconexas, incompletas, parciales e incoherentes".

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra