Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES DEL 20-N

Rubalcaba se muestra satisfecho por movilizar a los indecisos y Rajoy, por abanderar el cambio

  • Los dos partidos han valorado sin apenas matices las actuaciones de sus líderes, mientras que el resto de formaciones políticas ha criticado con dureza un formato televisivo que acentúa el bipartidismo

Rajoy y Rubalcaba se enfrentan en el debate televisado por la Academia de televisión, en el Palacio de Congresos.
Cara a cara en el debate televisado entre los candidatos a la presidencia del Gobierno, Rajoy y Rubalcaba
AGENCIAS
  • EFE. MADRID
Actualizada 08/11/2011 a las 19:30
Doce millones de telespectadores siguieron anoche el único debate electoral entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy, duelo que ha satisfecho tanto al PSOE, que estima que ha movilizado a su favor a los indecisos, como al PP, que cree que su candidato consolidó la idea de la necesidad de un cambio.

Los dos partidos han valorado sin apenas matices las actuaciones de sus líderes, mientras que el resto de formaciones políticas ha criticado con dureza un formato televisivo que acentúa el bipartidismo.

Las portadas y las páginas web de los principales periódicos han coincidido en la victoria de Rajoy con mayor o menor margen, pero este análisis no preocupa en el PSOE, que considera que ha cumplido su objetivo de llegar a los electores indecisos.

A su juicio, los sondeos tras el debate hablan de un estrecho margen entre los dos candidatos, lo que demuestra que se ha acortado "de forma brutal" la distancia entre Rubalcaba y Rajoy que arrojaban las últimas encuestas, como la del CIS.

El propio Rubalcaba ha mostrado su satisfacción en un acto con jóvenes celebrado en Talavera de la Reina (Toledo) porque le permitió llegar a millones de españoles para decirles que el PSOE tiene "una causa" y un proyecto de futuro.

Rajoy, que hoy ha viajado a Melilla, también se ha congratulado por haber conseguido llevar el debate al terreno que quería, el del empleo, mientras el candidato del PSOE buscaba "el recurso gastado" de identificar a los populares con "todos los males del infierno", algo que, a su juicio, ya no funciona.

Según ha comentado a los dirigentes de su partido, ayer se sintió "cómodo" y hoy le da ánimo que los ciudadanos hayan podido ver "la necesidad de que haya cambio".

REACCIONES DEL PSOE Y EL PP

Para el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, Rajoy dio "un paso de gigante" en su camino hacia La Moncloa y, en opinión de la portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, si el debate "era la última bala de Rubalcaba, no llegó ni a perdigón".

Frente a los populares, los socialistas han centrado sus ataques en la "falta de propuestas" de Rajoy. El asesor del comité electoral de Rubalcaba Oscar López ha asegurado que el líder del PP salió del debate como presidente, pero "del círculo de lectores", mientras que la cabeza de lista por Barcelona, Carme Chacón, ha advertido de que Rajoy parece "un paquete sorpresa con muy mala pinta". Fuera del PP y del PSOE las críticas son generalizadas.

MALESTAR EN LA OPOSICIÓN

En opinión de Cayo Lara, cabeza de lista de la tercera fuerza política en número de votos, Izquierda Unida, ayer ganó el bipartidismo y "el señor Botín" y perdieron la democracia y los cinco millones de parados.

Lara, que había recomendado a los ciudadanos que apagaran la televisión, ha reconocido que se vio obligado a ver el debate por motivos profesionales, aunque el cabeza de lista por Asturias, Gaspar Llamazares, ha asegurado que estuvo escuchando música.

También hizo boicot el candidato del PNV al Congreso por Vizcaya, Josu Erkoreka, quien ha tachado el cara a cara de "fraude al régimen político y al sistema electoral".

Para el cabeza de lista de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, la gran "perdedora" fue Cataluña, totalmente ausente del debate, opinión con la que ha coincidido el candidato de ERC Alfred Bosch: "empate a cero y Cataluña pierde".

En la misma línea pero a muchos kilómetros de distancia, CC-NC ha criticado la "fiesta del bipartidismo" que celebraron Rubalcaba y Rajoy en la que, a su juicio, perdió Canarias.

Para los líderes de los dos principales sindicatos, Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO), se trató de un duelo "previsible", aunque Rubalcaba lanzó propuestas más concretas e incluso arriesgadas.

Al margen de críticas y valoraciones, en el día después han proliferado los análisis de todos los detalles del debate.

Se han escrutado los errores, que han llevado a los alcaldes socialistas de los municipios de Cazalla de la Sierra y Constantina a invitar a Rajoy a visitar sus localidades para comprobar que están en Sevilla y no en Cádiz como dijo en el debate.

Y también se ha puesto la lupa sobre los trajes "poco armados" y el maquillaje excesivo que lucieron los candidatos, según el análisis elaborado por los diseñadores Juan Duyos, Aitor e Iñaki Merino y Daniel Rabaneda.

Entre tanta expectación, empresarios chinos que hoy se reunían en Valencia para reforzar lazos económicos han realizado su contraanálisis al subrayar los beneficios del sistema político de su país para el crecimiento económico y las oportunidades de negocio, frente al modelo democrático occidental, que, dicen, "pierde tiempo" en debates políticos y legislativos.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE