Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

No habrá acercamiento de presos previo al 20-N

  • Lo aseguró de manera contundente el ministro del Interior en su primera visita oficial al País Vasco

  • MELCHOR SÁIZ-PARDO . COLPISA. VITORIA
Actualizada 07/10/2011 a las 01:02

No es una negociación. No hay contrapartidas. No hay "condiciones" y no habrá ni gestos ni guiños a ETA. Ni "pasos" para acelerar un hipotético anuncio de disolución de la organización terrorista. El ministro del Interior lanzó durante su primera visita oficial al País Vasco un mensaje contundente: la dispersión de los presos de ETA se mantendrá intacta y no habrá acercamientos antes de las elecciones del 20 de noviembre.

Esa es la respuesta gubernamental a la decisión del Colectivo de Presos Vascos (EPPK) de sumarse al Acuerdo de Gernika, que apuesta por las vías exclusivamente pacíficas.

Antonio Camacho, tras reunirse con el lehendakari, hizo hincapié en que las posiciones de los gobiernos de Madrid y Vitoria sobre la política penitenciaria son coincidentes. Ni un movimiento colectivo de presos, que es la única maniobra que permite el Código Penal y la Ley Penitenciaria con los reclusos que no se arrepientan y pidan perdón, mientras la "banda no cese definitiva e irreversiblemente la violencia".

En esa línea, Camacho recordó que esa condición, la del fin de ETA, también la puso Patxi López en su discurso ante el Parlamento Vasco la pasada semana y que tanta polvareda ha levantado.

"El Gobierno va a aplicar la Ley Penitenciaria. No está previsto ningún movimiento ni acercamiento masivo de presos", afirmó tajante Camacho, quien, sin decirlo expresamente, dejó claro que la única vía para acceder a beneficios penitenciarios mientras ETA siga viva es la de cumplir las cuatro condiciones que ya han suscrito medio centenar de presos de Nanclares: ruptura con la banda, perdón a las víctimas, hacer frente a las indemnizaciones y colaborar con la justicia.

Desaparecida la organización terrorista, explicó el ministro, será el nuevo Gobierno el que decida qué hacer con los posibles acercamientos. Y fue más allá. Habló también del Parlamento que surja del 20-N, en clara referencia a que sería el legislativo el que, llegado el momento, debería abordar o no la reforma legal necesaria.

CUATRO CONDICIONES

Beneficios penitenciarios. Para acceder a ellos, los presos deben: romper con ETA, pedir perdón a las víctimas, hacer frente a las indemnizaciones y colaborar con la justicia.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE