Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ENCUENTRO EN BERLÍN

Merkel aplaude las reformas de Rajoy, que pide fondos europeos para el empleo

  • Total sintonía. Ése fue el clima vivivido en la primera visita del presidente español a Berlín
  • Una cita que duró una hora y media y en la que el 'popular' no habló con la canciller de la posibilidad de que se flexibilice el objetivo de déficit para este año

Rajoy y Merkel, en Berlín
Rajoy y Merkel, en Berlín
EFE
  • EFE.BERLÍN
Actualizada 26/01/2012 a las 17:36
La canciller alemana, Angela Merkel, respaldó ayer la política de austeridad y de reformas estructurales del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien pidió que los excedentes de los fondos europeos se destinen a crear empleo.

La primera visita de Rajoy a Berlín como presidente del Gobierno se resumió en una hora y media de reunión y en una rueda de prensa en la que Merkel aplaudió el camino emprendido por el jefe del Ejecutivo español.

"Lo seguimos con mucho respeto, son a veces pasos que no son nada fáciles y le deseamos mucho éxito en todos los esfuerzos que está desplegando", manifestó la canciller.

Recordando el ejemplo alemán, apoyó la reforma laboral que le avanzó Rajoy y se mostró convencida de que a medio y largo plazo contribuirá de forma notable a crear puestos de trabajo.

Ambos mandatarios elogiaron además el acuerdo de sindicatos y empresarios que desvincula los salarios de la inflación, pacto que Rajoy calificó de "bueno para España".

Rajoy consideró que la política de su Gobierno coincide con la línea por la que camina la UE: apuesta en primer lugar por la contención del déficit y tiene como "gran objetivo nacional" el crecimiento y el empleo, para lo que ultima reformas estructurales.

Las primeras reformas, explicó Rajoy, serán las del mercado laboral y del sector financiero.

Destacó además la importancia de la ley de estabilidad presupuestaria que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, que establecerá limites a la emisión de deuda pública y al déficit y obligará a todas las administraciones a fijar un techo de gasto con un sistema de sanciones para las incumplidoras.

Rajoy no habló con Merkel de la posibilidad de que se flexibilice el objetivo de déficit para este año al haber empeorado las previsiones de crecimiento.

"El Gobierno de España está comprometido con la reducción del déficit; estoy absolutamente convencido de que no hay que gastar por encima de las posibilidades de uno", recalcó Rajoy antes de recordar que el año pasado España gastó 91.000 millones de euros más de los que ingresó.

Reconoció que éste será "un año duro y difícil", pero aseguró que el Gobierno está "trabajando para el futuro".

"Sabemos que esto no se soluciona en media hora, no hay varita mágica ni soluciones milagrosas, pero la política de consolidación fiscal acompañada de reformas estructurales puede colocarnos en una situación de crecimiento sostenido y creación de empleo", dijo.

En este contexto, anunció que en su primer Consejo Europeo, el próximo lunes en Bruselas, pedirá que los excedentes de los fondos estructurales y de cohesión se destinen a programas de generación de empleo, posibilidad que ya habían avanzado Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

La canciller le mostró su respaldo y garantizó que será "flexible" en la utilización de esos excedentes, con los que se podría establecer bonificaciones a las empresas que contraten a jóvenes en paro y proyectos de formación profesional.

Junto a esta iniciativa, Rajoy defenderá ante los socios europeos que los directivos de las entidades financieras que hayan recibido ayudas públicas tengan una remuneración armonizada en todos los países, "sensata y razonable".

Defendió también la apertura de un debate sobre el denominado "modelo austríaco" de desempleo, consistente en que cada trabajador destine una parte de su cotización al desempleo a "una pequeña mochila" que pueda trasladar consigo cuando cambie de empleo.

Merkel, al igual que Rajoy, advirtió de que para que la moneda única tenga éxito es necesario que avancen todos los socios comunitarios y que el lunes en Bruselas se cierre el pacto fiscal.

Como el presidente español, abogó también por hablar de crecimiento y empleo: "Nadie dice que ahorrar sólo va a ser la solución".

Sobre la posibilidad de aumentar la dotación del fondo de rescate europeo, idea que no agrada al Gobierno alemán, Rajoy reconoció que cuando más potente sea mayor será su efectividad, pero subrayó que lo fundamental es que empiece a funcionar.

El clima fue de total sintonía y Rajoy no quiso romperlo cuando un periodista le preguntó por unas recientes declaraciones de su ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, lamentando que Merkel llegara siempre a los acuerdos "un cuarto de hora tarde", por las reticencias alemanas a determinados avances europeos.

"Es un tema que ya pertenece a la historia", respondió.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE