Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LOS NIÑOS CONTINÚAN DESAPARECIDOS

Los interrogados dicen que no vieron en el parque al padre de los niños desaparecidos

  • La Policía ha interrogado desde el domingo a varias personas que estaban el sábado en el parque donde el padre aseguró que se perdieron los niños y ninguna ha confirmado la versión del progenitor
  • La Policía busca en el Guadalquivir los cuerpos de los dos pequeños

Miembros de la unidad de buceo de la Guardia Civil reastrearon este martes una zona del río Guadalquivir que pasa cerca de la vivienda de uno de los familiares del padre de los niños desaparecidos en Córdoba desde el pasado sábado.
Miembros de la unidad de buceo de la Guardia Civil reastrearon este martes una zona del río Guadalquivir que pasa cerca de la vivienda de uno de los familiares del padre de los niños desaparecidos en Córdoba desde el pasado sábado.
EFE
  • EUROPA PRESS. CÓRDOBA
Actualizada 12/10/2011 a las 01:59
Según la versión del padre, los dos pequeños que desaparecieron este sábado en Córdoba se extraviaron mientras jugaban en el parque Cruz Conde. Sin embargo, la Policía ha interrogado a algunas de las personas que estuvieron en ese sitio y éstas han asegurado que no vieron al hombre ni a sus hijos por la zona. Por eso, las autoridades tratan de reconstruir los hechos de nuevo y comprueban la declaración del progenitor de los chiquillos, una niña de 6 años y un niño de 2. Aunque la familia materna no pierde la esperanza de encontrarlos con vida, lo cierto es que su búsqueda se ha desplazado al río Guadalquivir, entre la capital cordobesa y la barriada periférica de Alcolea.

La Policía ha interrogado desde el domingo a varias personas que estaban el sábado en el parque donde el padre aseguró que se perdieron los niños. Ninguna ha confirmado la versión del progenitor. Los que estaban allí no le vieron, ni vieron tampoco a los niños, y han explicado que les habría llamado la atención una persona que acaba de perder a dos niños menores, porque lo normal es mostrar nerviosismo o preguntar a los que están allí por si los han visto.

La búsqueda de los dos hermanos que desaparecieron el sábado en Córdoba continúa. Ahora, en el río Guadalquivir. Para ello, se han desplazado hasta la ciudad andaluza efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) del Cuerpo Nacional de Policía, que rastrean en una zodiac el río Guadalquivir entre Córdoba y la barriada periférica de Alcolea, en busca de pistas sobre los dos menores de dos y seis años.

Así lo han confirmado fuentes cercanas al caso, que también han precisado que un helicóptero se ha sumado a la búsqueda en el río. También participan perros adiestrados en la búsqueda de personas. En el dispositivo participan agentes de la Policía Científica de Sevilla, y está dirigido por el comisario de Policía Judicial de Sevilla, Manuel Piedrabuena, que participó en la investigación del caso de Marta del Castillo.

La Policía sigue insistiendo en que no se ha cerrado ninguna de las hipótesis. De hecho, diversos medios de comunicación han asegurado que ya se ha determinado que los restos que se hallaron en la casa de los abuelos paternos no son humanos, pero la Policía no lo ha confirmado.

Fue la Policía Científica la que efectuó un registro en la vivienda y en la parcela anexa ubicada en Las Quemadas Altas, propiedad de los abuelos paternos de los menores y donde reside el padre. En la parcela, se hallaron restos biológicos entre los restos de una gran hoguera, además de un arma blanca que podría tener relación con el caso, aunque ninguno de estos extremos ha sido confirmado por la Policía.

La familia de la madre no pierde la esperanza. Todavía confía en encontrarlos con vida y ha pedido que "no se acuse ni se juzgue a nadie", porque "todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia". Fuentes familiares han indicado que están "destrozados, porque a medida que pasan las horas seguimos sin noticias", aunque "confían plenamente en la labor de la Policía que los está buscando". "No perdemos las esperanzas de encontrar a los niños con vida", han explicado.

A la vez, piden prudencia, y no acusar a nadie. Las mismas fuentes han pedido "ser muy prudente y muy cauteloso con las informaciones que se dan, porque la investigación está abierta y la Policía está trabajando", por lo que no quiere que se "formulen hipótesis que lleven a pistas que no sean las correctas". "No podemos empezar a juzgar ni acusar a nadie", añaden.

En todo caso, las familias materna y paterna no se han puesto en contacto entre sí. Cada una busca "por su cuenta, con sus posibilidades y a su manera". De hecho, sobre el padre crecen las incógnitas. Los padres de los niños estaban en trámite de separación, y este pasado fin de semana el padre se había llevado a los niños para pasarlo con ellos.

El padre puso una denuncia pasadas las 18.00 horas del sábado mediante una llamada al 112. Según explicó, los tres habían llegado al parque en torno a las 17.45, y en un despiste perdió a sus hijos José (de dos años) y Ruth (de seis).

NINGÚN ARRESTO

Por el momento no se ha producido ningún arresto, pero fuentes cercanas a la investigación han indicado que las pesquisas se centran en la presunta implicación del padre de los pequeños. La Policía descarta desde el lunes encontrar a los menores con vida, y sigue siendo determinante el resultado del estudio de los restos biológicos hallados en la hoguera en la finca propiedad de los abuelos paternos.

Durante la madrugada del domingo presentó además una denuncia por malos tratos psíquicos contra el padre de los pequeños ante la Policía Nacional de Huelva, aunque se refería a "motivos estrictamente matrimoniales, porque a los niños ni los nombró".

Mientras tanto, las autoridades apuestan por la calma. La directora general de Violencia de Género de la Junta de Andalucía, Soledad Ruiz, ha instado este martes a ser "prudentes" ante la desaparición de los dos hermanos. Ruiz ha recordado que el caso está bajo secreto sumarial. "De momento, estamos en plena búsqueda de los menores, y hay que ser prudentes en este caso", ha señalado la directora general de Violencia de Género.

Al colegio de los niños han acudido psicólogos para apoyar a profesores y compañeros, especialmente de la clase de la niña. El director del CEIP García Lorca de Huelva ha definido a Ruth como "una niña totalmente aceptada y tranquila", mientras que su profesora, Dolores Cruz, ha explicado que "la niña es buenísima, tranquila, feliz y sin problema de ningún tipo".

A su clase, la "más afectada" por lo sucedido, y donde han notado desde el primer momento que Ruth es "la única" que falta, ha acudido una psicóloga, que ha estado "trabajando con los niños". Lo que preocupa a la comunidad educativa es "cuando los niños salen de clase", porque entonces reciben noticias del exterior y de los medios de comunicación. Por eso, han pedido a los padres que "en la medida de lo posible", eviten que los menores "reciban noticias de fuera".

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha expresado este martes el deseo de que el caso termine "con un final feliz". "Ojalá, aunque todos pensamos en este momento lo mismo, que la búsqueda tenga un final feliz", ha explicado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE