Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

JUNTA

La dimisión del consejero de Gobernación abre la mayor crisis del Gobierno andaluz

En pleno escándalo de los ERE, la salida de Pizarro escenifica la ruptura definitiva entre Chaves y Griñán

  • CECILIA CUERDO . COLPISA. SEVILLA
Publicado el 05/04/2011 a las 02:01
Los sobresaltos se le acumulan al Ejecutivo andaluz. Inmerso en plena investigación por el presunto fraude en los ERE pagados con dinero público, la marcha del consejero de Gobernación y antigua mano derecha de Manuel Chaves, Luis Pizarro, abre la cuarta crisis de gobierno en los apenas dos años que José Antonio Griñán lleva de presidente de la Junta de Andalucía. Y la de mayor calado, ya que de trasfondo se encuentra el enfrentamiento entre la anterior y la actual dirección del PSOE andaluz.
Dimisión y destitución
Pizarro presentó su dimisión como muestra de desacuerdo al conocer que el Consejo de Gobierno pensaba destituir hoy martes a su delegado provincial en Cádiz, Gabriel Almagro. Un puesto, el de delegado provincial de una consejería, que suele ser consensuado entre el departamento afectado y la cartera de Presidencia.
La marcha de Pizarro, que se formalizará hoy, abre la cuarta crisis de Gobierno desde que Griñán asumiera la Presidencia de la Junta en abril de 2009, y en puertas de unas elecciones municipales y a un año de las autonómicas para las que los pronósticos son malos. Con anterioridad, ya tuvo que asumir la marcha de Rosa Aguilar como ministra de Medio Ambiente y de su joven número dos, Rafael Velasco, por las ayudas públicas concedidas a la empresa de formación de su mujer. Francisco Menacho, actual vicepresidente tercero de la Diputación de Cádiz y delegado del Gobierno de la Junta en esa provincia entre 1994 y 2000 ocupará el puesto de consejero de Gobernación que deja Pizarro.
Pero al margen de la injerencia en la designación de cargos, la reacción del hombre de confianza de Chaves en el partido durante 14 años puso de relieve las pésimas relacionesentre la cúpula del PSOE andaluz y la agrupación socialista en Cádiz, feudo del expresidente andaluz y ahora vicepresidente tercero del Gobierno.
Desavanencias con Griñán
Las desavenencias se remontan a la elección de Griñán como presidente autonómico y el forzado congreso extraordinario, contra la voluntad de su antecesor, que lo designó secretario general de los socialistas andaluces para evitar las molestas bicefalias. El nuevo presidente quiso demostrar que llegaba sin ataduras, y alejó a la "vieja guardia" de los puestos institucionales y orgánicos.
Las únicas concesiones fueron aupar a Pizarro, uno de sus valedores para llegar a ser jefe del Ejecutivo andaluz, a una consejería política, y el intento de incorporar a la ejecutiva regional al secretario provincial de Cádiz y uno de los pesos pesados del núcleo de Chaves, Francisco Gutiérrez Cabañas. Pero el descontento de éste con el papel asignado y la actitud a sus antecesores hizo que su nombre se cayera de la lista en pocas horas.
Las tiranteces se mantuvieron alimentadas por la mala valoración de la gestión de Griñán al frente de la Junta, con el escándalo de los ERE, y del partido, tuvo que afrontar la marcha de su número dos en octubre. Las tensiones recrudecieron hace unas semanas a cuenta de la candidatura a la alcaldía de Jerez de la Frontera, la quinta ciudad andaluza y convertida ahora en llave para mantener la Diputación provincial, último refugio de los hombres de Chaves. Frente a una alcaldesa apoyada por Griñán, pero cuestionada en la ciudad y el PSOE de Jerez, la agrupación regional orquestó otra candidatura alentada por Chaves y Pizarro que acabó desautorizada.
CLAVES1 Lucha de poder. Las desaveniencias se remontan a la elección de Griñán como presidente autonómico y el forzado congreso extraordinario, contra la voluntad de su antecesor. El nuevo presidente alejó a la "vieja guardia" de los cargos institucionales.
2 Griñán ante su reválida. La guerra queda ahora definitivamente abierta con las dudas de si las municipales supondrán también una reválida para el presidente autonómico.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora