Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

En el PP se sienten vencedores y auguran al PSOE una larga etapa en la oposición

  • El candidato socialista sostiene que su rival "está diciendo verdades a medias" en el curso de la campaña

Imagen de la noticia
Mariano Rajoy en Melilla, muy animado tras el debate de la noche anterior. EFE
Imagen de la noticia
Rubalcaba, en Talavera. EFE
  • ANTONIO MONTILLA . COLPISA. MELILLA Y MÁLAGA
Actualizada 09/11/2011 a las 01:05

Sereno y prudente. Así quiso mostrarse Mariano Rajoy el día después de solventar el "cara a cara" con Alfredo Pérez Rubalcaba, o lo que es lo mismo, su último gran escollo para llegar a La Moncloa el próximo día 20.

Mientras tanto, en Toledo, Pérez Rubalcaba pedía un doble esfuerzo a los socialistas durante la campaña, y se dirigió particularmente a José Bono en busca de apoyo.

Pero la satisfacción que rezuma el líder del PP -sensación que comparte plenamente su equipo de colaboradores- deja en evidencia que los populares dan ya prácticamente por finiquitada la campaña electoral.

Pruebas hay muchas. Javier Arenas, vicesecretario de política autonómica y municipal, presentó a Rajoy en el mitin que protagonizó ayer en Málaga con un lacónico, pero muy significativo: "Os dejo con el presidente".

Rajoy tampoco se anduvo por las ramas. "Cuando esté allí (en referencia a La Moncloa) veré lo que hay y le diré la verdad a los españoles".

"Con otro talante"

Se atrevió, incluso, a definir el cambio que promulga el lema popular como la necesidad de afrontar la vida política "con otro talante".

El propio Rajoy reconoció lo "curioso" que resultaba emplear una de las expresiones que se convirtió en 2004 en uno de los gritos de guerra que llevó a José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa.

Si antes del debate Rajoy jugaba a mantener la ventaja de más de 15 puntos que le otorgan las encuestas, a partir de ahora la táctica será dejar que corra el reloj sin arriesgar lo más mínimo.

Considera que tendrá suficiente con arengar a su electorado para evitar la desmovilización e intentar arañar más votos de los "engañados" por el PSOE.

Confesó que en este momento se siente "con más ganas que nunca" porque también se considera "más preparado que nunca".

Agradeció a los asistentes "la fuerza que me dais" y aseguró que juntos "vamos a cambiar las cosas" para sacar a España de la crisis. Rajoy retomó ayer su agenda electoral con dos paradas, una matinal en Melilla y un mitin por la noche ante más de 4.000 personas en Málaga.

Más relajado

A su llegada a la ciudad norteafricana, al líder del PP se le notó más relajado y alegre que días atrás. Hasta el punto que rompió la tendencia y conversó de manera informal con los periodistas.

Los informadores quisieron saber si se sintió cómodo en su tercer debate televisivo (los dos anteriores se enfrentó a José Luis Rodríguez Zapatero). Tras asentir con la cabeza, matizó: "Aunque no es lo mismo ir a un debate que a un partido de fútbol".

Durante su breve charla confesó que sí estaba preparado para la "agresividad" de su oponente. "Él hace su campaña y su campaña es amenazar con todos los males del infierno", espetó. Se mostró orgulloso de haber ido a lo suyo y lograr "transmitir que se necesita un cambio para generar empleo".

Rajoy, fiel a su estilo de hacer política, consideró subjetivo eso de las victorias y las derrotas en debates. Por ello, anunció que mantendrá su hoja de ruta en una campaña "sin insidias".

Reiteró que la cita del 20-N será distinta y especial, por el momento "tan difícil" que atraviesa España. "Esto no es un lío entre partidos, los socialistas vuelven a lo de siempre, con un discurso que no es del siglo XXI, hablan de que hay dos modelos, pero lo que aquí hay es un problema", explicó.

Pérez Rubalcaba, en Toledo

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó al día siguiente del debate que en las jornadas que quedan hasta el 20N hará "doble campaña" y "doble trabajo", porque además de exponer su propuesta desvelará "lo que no quiere contar" el popular Mariano Rajoy.

"Vamos a decirles la verdad a los ciudadanos porque están diciendo verdades a medias", manifestó. Ante 2.500 personas en Toledo, Rubalcaba tiró de su faceta más mitinera y pidió a los suyos que salgan a decir "a los ciudadanos la verdad", que "no basta que cambie el Gobierno para que cambien las cosas".

"Cuando pedimos el voto es porque tenemos una causa, nuestra causa es relanzar la economía y crear empleo, nuestra causa es no olvidarnos nunca de la protección social, es defender derechos hombres y mujeres, esa es nuestra causa", proclamó mientras se coreaban lemas como "Rajoy, responde, Alfredo no se esconde".

El candidato le dijo a José Bono: "Es muy importante para mí políticamente y personalmente que me eches una mano". Y dijo que le consideraba "un amigo que está a las duras y a las maduras". Del debate, se mostró contento por haber llevado su mensaje a millones de personas.

CUESTIÓN DE IMAGEN

1 Dos estilos distintos en el traje de chaqueta El diseñador Daniel Rabaneda, sobrino nieto de Paco Rabanne, destacó de Rubalcaba que, "con un traje de chaqueta que le venía algo grande, la americana desabrochada y la corbata más larga de lo políticamente correcto", mostró un aspecto "desenfadado, que utilizó con la intención de asociarse con una España moderna". De Rajoy comentó que apostó por un "look" poco dinámico, detalle que podría funcionar en su contra". Coincidieron en el azul de las corbatas, que es el color del PP

2 Exceso de maquillaje en los dos protagonistas. Los diseñadores destacan que tanto Rajoy como Rubalcaba arriesgaron poco en su imagen para no desviar la atención y, sin embargo, se les notaba bajo los focos con un exceso de maquillaje.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE