Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El PP pone en marcha una campaña sin entrar en las grandes promesas electorales

  • El candidato popular añade el recuerdo de Adolfo Suárez a los mandatos de Aznar como ejemplos a seguir

Imagen de la noticia
Mariano Rajoy, de campaña al lado de María Dolores de Cospedal. EFE
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. MADRID
Actualizada 16/10/2011 a las 02:05

Mariano Rajoy no tiene ninguna prisa en desvelar detalles de su programa electoral para los próximos cuatro años, porque no va a basar su campaña en las promesas electorales.

Su estrategia para llegar a La Moncloa es dejar claro que el PP se siente plenamente capaz de sacar a España de la crisis, que él es la respuesta a lo que más anhela la mayoría de los votantes, para lo que opondrá la imagen de "seriedad, rigor y concordia" con la que describe a su hipotético Gobierno, con el caos causado por un Zapatero "manirroto" e "ineficaz", que cristaliza en los cinco millones de parados.

No ve necesario desvelar el cómo lo hará ni la letra pequeña de sus planes. La primera pista ya la dio hace unos días Esteban González Pons cuando, ante la insistencia socialista en que los populares ocultaban su programa, respondió que el proyecto de su partido es conocido porque es el mismo que permitió a José María Aznar en 1996 superar la crisis y crear varios millones de empleos. Rajoy, ayer, el mismo día en el que el PSOE aprobó un programa con decenas de guiños y promesas destinadas a reenganchar al electorado de izquierdas, fue todavía más claro. "No voy a engañar a nadie, no voy a prometer lo que no sé si voy a poder cumplir", anunció.

De igual manera, como indicó en su cita del mitin de Salamanca, no se fía de cuál será la situación real de las cuentas que le dejará Zapatero, aunque no espera nada bueno, y no quiere cogerse los dedos con promesas de las que puede tener que desdecirse de inmediato.

El toro y la lidia

El mensaje es que su Gobierno no lo va a tener fácil, porque la herencia que le deja Zapatero "se las trae", pero que "no hay toro que no tenga lidia", y que sacará a España adelante.

Además, dice que lo hará "sin quejarse", porque cree que los españoles le dan su confianza para que "apechugue con lo que hay", y está seguro de conseguir superar la recesión por dos razones, porque la "sociedad española tiene mucha más categoría y capacidad que el (actual) Gobierno" y porque, como dijo González Pons, "ya lo hicimos en 1996".

Doble ejemplo

La novedad del argumento es que ayer Rajoy no sólo se limitó a poner como ejemplo de la capacidad de gestión del PP las legislaturas y éxitos de Aznar, sino que añadió que "también lo hizo Adolfo Suárez".

Pero de la receta concreta que piensa aplicar para conseguir este vuelco de la economía no hay pistas. Sólo se sabe que apostará por "un gobierno serio, de gente formal", y que presentará un plan cuatrienal con una política económica seria.

El resto de las medidas serán "poner en orden la economía y ser austero", apoyar a emprendedores, autónomos y pymes, concluir la reestructuración bancaria, hacer reformas y crear empleo para poder afrontar las políticas sociales.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE