Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El homicida de la iglesia vivía en un residencial con piscina y canchas de pádel

  • Los investigadores tratan de averiguar los motivos que le llevaron a cometer el crimen en el templo madrileño

  • COLPISA. MADRID
Actualizada 03/10/2011 a las 01:02

El autor de la muerte de una mujer en una iglesia madrileña no era un indigente. Vivía en un residencial compuesto por varias torres en el distrito de Hortaleza. Su carácter, los motivos que le llevaron a entrar armado en la iglesia y asesinar de un tiro en la cabeza a una mujer embarazada son analizados por los agentes del grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía.

Iván Berral Cid, de 34 años, no era un indigente, tal y como apuntaron en un primer momento las pesquisas. Era propietario de un piso nuevo, en una urbanización de clase media alta, en la calle Dulce Chacón. Los vecinos conocían perplejos el fin de semana lo que este hombre había cometido.

La vivienda, con piscina y canchas de pádel, contaba con todo tipo de comodidades. Según el testimonio de las personas que alguna vez se cruzaron con él, era un hombre de "carácter reservado". Alguno señaló que solía hacer deporte de manera habitual.

El piso de Berral fue objeto del registro de los funcionarios, en busca de pruebas que completen su perfil psicológico. Sospechan que pudiera padecer delirios y alucionaciones, dado que, el día del crimen, llevaba encima una nota que decía: "El diablo me persigue".

También tratan de averiguar si fue él quien manipuló la pistola de fogueo para hacerla detonar cartuchos con proyectiles del calibre 9 milímetros parabellum -con gran capacidad de destrucción-, o dónde la consiguió, aunque la venta de este tipo de armas es libre para mayores de 18 años, según fuentes policiales.

En todo caso, la fuerza de los disparos acabó con la pistola, que terminó encasquillándose al no estar preparada para disparar proyectiles de tanta potencia de fuego, lo que evitó que la masacre hubiese sido mayor.

La mujer herida recibe el alta

Los vecinos de Dulce Chacón ignoraban que Berral era padre de una pequeña de dos años y que sobre él pesaba una orden de alejamiento de su pareja, de origen colombiano, que se encuentra en avanzado estado de gestación.

Tampoco sabían nada de su pasado delictivo, que contaba con al menos ocho antecedentes policiales por delitos de tráfico de estupefacientes, desobediencia, atentado contra agente de la autoridad, lesiones y amenazas.

Por otro lado, la mujer de 52 años que resultó herida en el tiroteo abandonó ayer el hospital de La Paz tras tres días ingresada.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE