Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El acuerdo entre patronal y sindicatos se complica

  • Las posturas son encontradas en la evolución de los salarios, el sistema de contratos y el coste del despido

Imagen de la noticia
María Dolores de Cospedal, ayer en la sede del PP. EFE
  • JULIO DÍAZ DE ALDA . COLPISA. MADRID
Actualizada 10/01/2012 a las 00:03

Las prisas son malas consejeras. Ese es el mensaje de CC OO y UGT al comienzo de una semana crucial para la reforma laboral que el Gobierno pretende rápida -Mariano Rajoy quiere un texto para el viernes- y que parece encallada por la gran distancia que separa a la patronal y a los sindicados en los asuntos más espinosos, como la evolución de los salarios, la contratación o el coste del despido. La patronal aspira a una congelación salarial durante este año y el próximo, mientras los sindicatos reclaman que las subidas contemplen, al menos, la inflación.

Los contactos, al más alto nivel, se aceleran aunque sin resultado. Desde el PP, su número dos, María Dolores de Cospedal, metió un poco más de presión a la negociación al pedir a unos y otros una suerte de altura de miras para cerrar filas en pro de la creación de empleo.

De Cospedal explicó que la reforma laboral que necesita el país no está concebida para que "ganen unos u otros sino para que ganen los trabajadores". "Si el Gobierno observa que no cumple este compromiso que socialmente también tienen empresarios y sindicatos, actuará en consecuencia y gobernará", sentenció; para recordar a continuación que los agentes sociales llevan dos años y medio buscando un pacto "al que nunca han llegado".

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo apuntó que los sindicatos trabajan por el convenio, para el que aún ve posibilidades, pero que "esta semana no se acaba el mundo".

Toxo afirmó que "una reforma laboral no genera cinco millones de empleos si la economía no crece". Aseguró, además, que la congelación del salario mínimo en 641,4 euros y la subida de los precios hará que este año los sueldos "se depriman un 5%".

El descuelgue de convenios

Su homólogo en UGT, Cándido Méndez, acusó a la patronal de enrocarse en sus posiciones después de haber abierto un tanto la mano la semana pasada. El líder ugetista subrayó que CEOE quiere "una congelación salarial pura y dura" y un "abaratamiento general del despido", algo que, aseguró, los sindicatos no están dispuestos a aceptar. Sugirió la necesidad de un plazo más largo al subrayar que "el Ejecutivo debería no ser muy taxativo en los plazos, porque podría ocurrir que tuviésemos encauzados los puntos más conflictivos pero necesitásemos un poco más de tiempo".

Por su parte, el vicepresidente de CEOE y máximo responsable de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, incidió en que "no es momento para una reforma laboral escasa". E insistió en la necesidad del llamado descuelgue, que no es otra cosa que la posibilidad de que las empresas obvien el contenido de los convenios en momentos de apuro.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE