Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Caso Nóos

Urdangarin alega ignorancia supina de las cuentas de Nóos para sortear los delitos más grave

  • El exmarido de la infanta asegura que "nunca" ha sido "comisionista de nada" y se alinea con la versión de su exsocio de culpar a los arrepentidos

Iñaki Urdangarin ha iniciado a las 13.07 horas de hoy su declaración como acusado.

Iñaki Urdangarin ha iniciado a las 13.07 horas de hoy su declaración como acusado.

EFE
27/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Era el presidente del Instituto Nóos y el administrador único de Aizoon, pero no se enteraba de las cuentas. Es más, sus subalternos no le informaban sobre los gastos, las facturas, los ingresos, y él tampoco los pedía. Iñaki Urdangarin se mostró como un ignorante que desconocía la gestión económica de sus empresas y solo se dedicaba a cuestiones deportivas y sociales. Las dos primeras horas ante el micrófono fueron un intento claro de tratar de desmarcarse de los delitos más graves por los que la Fiscalía pide que pase 19 años y medio en la cárcel.

Su estrategoa estuvo clara desde los primeros minutos de interrogatorio. Su pacto con Diego Torres para no arrojarse mutuamente a los leones salió a relucir enseguida. Nada de culpar de todo a su exsocio como hizo en la fase de instrucción. Toda la culpa, como ha hecho Torres durante los últimos días, es de los subalternos arrepentidos, Marco Antonio Tejeiro, contable de Nóos, y Miguel Tejeiro, asesor fiscal del grupo empresarial. Urdangarin, incluso, se presentó como víctima de esos colaboradores que, segun dijo, habían traicionado su confianza para que él mismo y Torres se embolsaran más de seis millones de euros de contratos públicos a dedo. Ante la imposibilidad de culpar a Torres, al que ni siquiera situó al frente de Nóos como hizo en sus declaraciones anteriores, se refugió en las evasivas cada vez que el fiscal Pedro Horrach le preguntaba por facturas cruzadas o hinchadas para desviar dinero a las empresas de ambos.

"Estoy suponiendo, no era el encargado de emitir las facturas en Nóos. No me encargaba yo de esto en el Instituto Nóos. Lo desconozco. Nunca fui administrador de Nóos Consultoría Estratégica...". Todo fueron balones para impedir que el interrogatorio transcurriera por cauces peligrosos. Tampoco respondió cuando se le inquirió sobre dos de proyectos personales suyos dentro de Nóos, los fallidos Juegos Europeos en Valencia (por los que el instituto recibió 384.000 euros) y la oficina de seguimiento del equipo ciclista Illes Balears (que supuso un desembolso para el Gobierno balear de 300.000 euros). Tenso y con un hilo de voz casi inaudible, Urdangarin siguió en su línea: "Yo nunca negocié un presupuesto. No me reportaban".

"Peaje"

La tensión fue en aumento con la adjudicación de la oficina del equipo ciclista a Noos, que Anticorrupción siempre ha pensado que fue una comisión personal que el Gobierno de Jaume Matas pagó a Urdangarin por conseguir que el Banesto llevara el nombres de las islas. "En ningún momento se trataba de un peaje o una comisión. Nunca he sido un comisionista. No me he encargado nunca de esto", pareció enfadarse el acusado en la única vez que abandononó su tono relajado.

Los continuos regates de Urdangarin a las preguntas sobre Nóos enfadaron al fiscal, pero el cuñado de Felipe VI siguió a la suyo. "¿Pero usted era el presidente del Instituto Nóos?", inquirió Horrach. "Mi trayectoria es el deporte y la relación con las personas", respondió Urdangarin en el enésimo intento de desvincularse de las cuentas del instituto. Fue un frontón ante las reiteradas preguntas para que admitiera que algo tenía que ver con los números. "Estaba en la supervisión de los aspectos deportivos... dirigir dirigir... no.... No recuerdo, lo desconozco, supongo.....No me acuerdo, han pasado muchos años, No sé... Mire cómo vengo; yo me vine de Nóos sin ningún documento ni ningún papel", alegó para defender que ni siquiera vio jamás el acuerdo sobre el equipo ciclista.

A Urdangarin también apeló a la retórica para no hablar de números. "Éramos unos impulsores bajo el consejo de un grupo de personas cercanas, que decidimos generar un área de conocimiento en el que existía el vacío". "Le puedo hablar de lo que el Instituto Nóos desarrollaba", ofreció al fiscal para ahorrarse las explicaciones sobre las comisiones, contratos a dedos, negociaciones con altos cargos, facturas hinchadas o facturaciones cruzadas para vaciar Nóos.

Ni palabra del instituto, pero es que tampoco nada sobre los números de Aizoon, su sociedad personal con la infanta en la que acabaron centenares de miles euros de las administraciones. Ni siquiera reconoció su firma en alguno de los documentos que más le implicaban. Ahí señaló directamente al arrepentido Marco Tejeiro, que llevaba los "temas de facturación" de la empresa familiar. Fueron solo dos horas de lo que se barrunta un larguísimo interrogatorio durante la próxima semana, pero pocos dudan en los juzgados de Palma de Mallorca de que esos 120 minutos son apenas un aperitivo de lo que viene en los próximos días.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra