Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

PP y Podemos desoyen las presiones para investir a Pedro Sánchez

  • Rivera, sin embargo, pide un encuentro a Rajoy para demostrarle que no tiene excusas para rechazar el acuerdo entre Ciudadanos y PSOE​

PP y Podemos desoyen las presiones para investir a Pedro Sánchez

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante la rueda de prensa.

EFE
26/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
El PP y Podemos van a ignorar de aquí al 5 de marzo todas las presiones de PSOE y Ciudadanos para que se replanteen su posición negativa ante la investidura, permitan a Pedro Sánchez convertirse en presidente del Gobierno, y eviten, de paso, la repetición de elecciones.
Ambos tienen ya decidido que responderán con un no a Sánchez tanto en la primera votación, la del 2 de marzo, como en el segundo intento del 5 de marzo, les digan lo que digan. Hoy lo ratificó el portavoz popular, Rafael Hernando, cuando aseguró: "no vamos a votar a Zeta-Pedro (haciendo un juego de identificación con las iniciales de Zapatero y el apellido Sánchez) se pongan como se pongan".

La formación de Pablo Iglesias no tiene nada que meditar porque no admiten más opción que un Ejecutivo de coalición con los socialistas y porque se declaran incompatibles con el contenido del pacto sellado por el PSOE y Ciudadanos, el mismo motivo que adujeron el miércoles para levantarse de la mesa de conversaciones con los socialistas y aplazar sus contactos sine die.

En el caso de los populares, porque ni siquiera se plantean, sea con el programa que sea, la posibilidad de respaldar a otro aspirante a la Moncloa que no sea Mariano Rajoy, que creen que es el único candidato ungido para el cargo por ser el líder del partido más votado en los comicios del 20-D.

Podemos y PP no ven margen alguno para retomar o iniciar las negociaciones hasta después del 5 de marzo, una vez que Sánchez fracase en su doble paso por el pleno del Congreso con sus votos en contra. Los de Iglesias utilizarían el naufragio para reiterar al PSOE la oferta del Gobierno de coalición de izquierda si está dispuesto a divorciarse de Rivera. Los populares se abrirían, entonces sí, a conversar con los mismos hipotéticos socios que ahora rechazan, PSOE y Ciudadanos, pero para que su candidato intentase la investidura que rechazó en primer lugar.

Excusas Pese a la evidencia, Albert Rivera se niega a tirar la toalla. El líder de Ciudadanos ignoró las duras críticas de los populares, que hoy lo describieron como un político sin palabra y como el "pichón" y el "correveidile" de Sánchez, y reclamó por carta a Rajoy una entrevista antes del 5 de marzo para convencerle de que puede asumir perfectamente buena parte de las 200 medidas del pacto con los socialistas y abstenerse. Si fracasa, bien porque no le recibe o porque mantiene su 'no', quiere dejar claro que Rajoy y el PP vetan al candidato sin excusa alguna y que "el problema no es de contenidos sino de partidos, siglas y sillones".

En esa misma batalla está el PSOE con Podemos. Los socialistas saben que no tienen apenas margen para convencer al partido de Iglesias de que cambie su decisión de suspender conversaciones de aquí a la sesión de investidura. Y por si le quedaba alguna duda, los representantes de la confluencia gallega En Marea, primero, y el responsable de Relaciones con los Movimientos Sociales, Rafael Mayoral, después, se encargaron de dejárselo claro. "El acuerdo con Ciudadanos no suma y entendemos que en algún momento cabe la posibilidad de que se dé una reflexión en el PSOE", dijo en la Cope. "Si no, tendrá que explicárselo a sus votantes después de todas las cosas que han dicho de Rivera o de Luis Garicano".

Pese a los mensajes de mano tendida, de cara a la galería, la jornada de hoy se cincunscribió a un cruce de documentos y reproches. De un lado, Podemos puso negro sobre blanco sus ocho razones para el 'no' y el PSOE replicó con un argumentario detallado. Y de otro, el propio Pedro Sánchez replicó en la Ser al discurso de que ya se ha abrazado a la derecha. "Creo -dijo incisivo- que podemos encontrar muchísimo terreno en común con el partido de Iglesias más allá de las tres propuestas que se le conocen: su vicepresidencia, la ruptura de España con el referéndum de Cataluña y un aumento imposible del gasto público en 96.000 euros".
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra