Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES

Sáenz de Santamaría tacha a Pedro Sánchez de "macarra político"

  • Duda sobre si el debate modificará el resultado electoral y avanza que en la próxima legislatura será necesario un pacto de gobernabilidad
  •  

Sáenz de Santamaría tacha a Pedro Sánchez de
La vicepresidenta del Gobierno y número 2 del PP por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 16/12/2015 a las 06:00
El PP salió en tromba junto a su presidente a gestionar la resaca del debate electoral. "No tengo por qué aguantar una agresión de ese tipo", se quejaba Mariano Rajoy subido en el autobús de la caravana electoral en Santander. El "indecente" que el líder del PSOE le endosó en el fragor del cara a cara del lunes amenaza con marcar la última fase de la campaña de los populares.

Sólo "relativamente satisfechos" con el resultado de la confrontación, en el partido se despertaron hoy con el argumentario de la cúpula en sus correos electrónicos. La dirección llamaba a incidir en los "insultos" vertidos por el líder socialista a cuenta de la corrupción y en sus "mentiras". Objetivo: no soltar el filón de los ataques del PSOE.

La más aplicada fue la vicepresidenta, que desde Barcelona tildó de "ejercicio de macarrismo a la desesperada" la actitud de Pedro Sánchez. "No es que haya perdido un debate, es que ha perdido muchas opciones para continuar en política", elevó el tono Soraya Sáenz de Santamaría. Casi simultáneamente, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, denunciaba desde Bilbao la "soberbia", la "chulería" y la "mala educación" del socialista.

En el partido interpretan que el "acoso y derribo" al que Rajoy se vio sometido y su autodefensa al proclamarse "honrado" ayuda a reafirmar a los votantes populares en su opción política, del mismo modo que confían en que la "agresividad" de Sánchez perjudique al PSOE. "He tenido otros debates, con Zapatero y Rubalcaba, y no hay color", incidía un presidente al que si por la mañana en La Rioja se le había visto cansado, se mostró extremadamente tranquilo a su llegada a Santander al defender "la buena educación". Fuentes del PP dudan, sin embargo, de que el enfrentamiento pueda servir para conquistar el centro de todas las batallas, los indecisos.

Es más, dirigentes de la formación cuestionan que el 'y tú más' en materia de corrupción beneficie al bipartidismo y alertan sobre la posibilidad de terminar trasvasando votos a las fuerzas emergentes que se presentan sin historial de gestión ni de malas prácticas. Sin iniciativa "Si no gana tu adversario, es que ganas tú, ¿no?", se preguntaba un dirigente nacional del PP.

Lo cierto es que algunas fuentes del partido no comparten del todo la "estrategia" seguida por el presidente. En el plató frente a Sánchez, vieron a un Rajoy incapaz de colocar su mensaje y de llevar la iniciativa. Si quiso hablar de Cataluña o del modelo de Estado, le resultó imposible. Y recuerdan que, más allá de la "inexistencia del moderador" no se planteó ni un anuncio para la próxima legislatura. El jefe del Ejecutivo reconocía hoy, sin embargo, que no tiene más ases en la manga.

A estas alturas de la campaña, hay quien llama a apretar el acelerador. Desde el fin de semana se enfatiza en la posibilidad de que el sufragio de centro derecha acabe fragmentado y se apela al voto útil. "Tened fuerza, id con buen humor y con confianza, hablad a la gente, pedidles el voto y decidles que no lo dispersen, que no lo disgreguen, que lo concentren en el PP", instó el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en Bilbao, donde pidió a los suyos "desgañitarse".

Es que los populares temen el avance de Ciudadanos. El jefe del Ejecutivo ya no asegura de manera rotunda que el PSOE vaya a ser la segunda fuerza del país. "Creo que el PP va a ser el más votado y, a partir de ahí, no tengo nada claro", admitió. Su reto es marcar distancia con los adversarios, pero aun así anticipa que los pactos serán necesarios para gobernar. Por primera vez, Rajoy afirma que en la próxima legislatura no será suficiente con acordar la investidura del próximo jefe del Ejecutivo y habrá que llegar a acuerdos que garanticen la gobernabilidad.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE