Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TERRORISMO

El ministro del Interior asegura que "no había un problema de seguridad" en la embajada de Kabul

  • Un avión del Ejército llega este lunes a Afganistán para repatriar los cuerpos de los dos policías fallecidos

  • COLPISA. Madrid
Actualizada 14/12/2015 a las 09:27
La Embajada española en Kabul, capital de Afganistán, "no tenía un problema de seguridad", las medidas de protección eran las adecuadas y en noviembre pasado se supervisaron todos los servicios preventivos, que "estaban en plena operatividad". El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quiso zanjar este domingo cualquier polémica referida a las condiciones y a la ubicación del edificio diplomático asaltado el pasado viernes por los talibanes y que dejó 12 muertos, entre ellos los policías nacionales Jorge García Tudela e Isidro Gabino San Martín.

Fernández Díaz defendió que las medidas de seguridad de la legación estaban al día y recordó que "hay embajadas que son calificadas de alto riesgo, como las de Irak o Pakistán, pero no había un problema de seguridad en la embajada de Kabul", que no tenía la misma catalogación que las dos citadas con anterioridad.

En un acto en Barcelona, el ministro recordó además que los policías allí destinados estaban "especialmente formados para realizar" esa labor, o sea, que no era un asunto de falta de preparación o de un número limitado de efectivos. Asimismo, reconoció la actitud "heroica" y "ejemplar" de estos agentes, que con su valor "evitaron que la masacre fuera a mayor y salvaron vidas del personal de la embajada".

En línea con el cambio de versión de los hechos por parte del Gobierno, Fernández Díaz señaló que aunque los talibanes reivindicaron que el atentado tenía como objetivo la casa de huéspedes de Kabul, situada a pocos metros de la embajada, parece claro que "en la práctica" fue "un ataque contra España". "Con independencia de quién lo reivindique, qué se reivindique o cuál fuera la intencionalidad, el hecho es que se ha convertido en un ataque a España porque han muerto dos españoles y dos ciudadanos afganos que prestaban servicios a la legación diplomática, que es territorio nacional y fue asaltada por terroristas", explicó.

En este sentido, exigió a las autoridades afganas que investiguen en profundidad qué ocurrió "para que se sepa la verdad". Para alimentar este relato están los testimonios de primera mano de los ocho agentes que repelieron las primeras escaramuzas tras estallar el coche bomba en las inmediaciones del edificio.

Relevo

Este grupo volverá a España en cuanto se despliegue la rotación de diez agentes que este lunes volará desde Madrid hasta Kabul en un Airbus del Ejército del Aire. Se trata de siete miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y tres integrantes de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Precisamente, en esa aeronave se repatriarán los cuerpos de los dos policías fallecidos. El avión está previsto que llegue a España el martes. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó el comienzo del mitin celebrado este domingo en Las Rozas (Madrid) para rendir homenaje al subinspector Jorge García Tudela, de 45 años, casado y con dos hijos, y al agente Isidro Gabino San Martín, de 48 años, casado y con tres hijos. "Su vida es irrecuperable, pero su sacrificio es el recuerdo obligado hoy y siempre, porque ellos han dado su vida por nuestra seguridad y libertad, son nuestro mejor rostro y encarnan lo mejor de nuestro país; descansen en paz", proclamó entre los aplausos de los asistentes al acto puestos en pie.

Rajoy recordó al resto de agentes presentes en la legación en el momento del ataque. "Quiero acordarme de los otros policías, de los que salvaron sus vidas, ellos impidieron que la tragedia fuera aún mayor porque protegieron a los demás españoles que allí estaban", dijo.

Esta era la primera referencia pública del jefe del Ejecutivo una vez concluido el asalto. Rajoy, que optó el sábado por no comparecer tras decir el viernes que el ataque no iba dirigido contra intereses españoles y que había un herido "muy leve", destacó el trabajo de las "magníficas fuerzas de seguridad y extraordinarios servicios de información". "Hacen muy bien su trabajo, hay que confiar en ellos, y lo que tenemos que hacer los demás es estar unidos, aquí y fuera de aquí", concluyó tras reiterar que "España está con sus aliados, con la democracia, la libertad, los derechos humanos y contra el terrorismo".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE