Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES GENERALES 2015

La corrupción y el terrorismo lastran la recta final de campaña del PP

  • El ataque talibán del viernes a la embajada española llevó al presidente del Gobierno a contactar con el resto de fuerzas políticas

Mariano Rajoy durante el mitín de Murcia.
Mariano Rajoy durante el mitín de Murcia.
EFE
  • colpisa. madrid
Actualizada 13/12/2015 a las 06:00
Mientras los gurús de la calle Génova de Madrid diseñaban la estrategia de campaña de Mariano Rajoy, dos obsesiones martilleaban a la dirección del PP. La primera, rezar para que ningún escándalo de corrupción echara al traste los esfuerzos por recuperar la confianza del electorado. Y la segunda, aprender la lección de 2004 y evitar a toda costa que un atentado yihadista rompiera la normalidad de un proceso electoral.

Hoy, diez días después de la pegada de carteles que dio el pistoletazo de salida a la campaña, en el partido tratan de salvar los muebles ante las informaciones que han ido poniendo a prueba al PP y al Ejecutivo. El ataque talibán del viernes a la embajada española en Afganistán llevó al presidente del Gobierno a contactar de inmediato con el resto de fuerzas políticas para preservar la unidad que, a juicio de los populares, impide el "uso partidista" del terrorismo, a pesar del carrusel de confirmaciones, desmentidos y rectificaciones del Gobierno.

Y en cuanto a los escándalos, fuese o no legal, la noticia de que el diputado popular Pedro Gómez de la Serna y el embajador en la India, Gustavo de Arístegui, habían ejercido de comisionistas para la consecución de contratos públicos para empresas españolas en el exterior, puso en jaque al PP. Rajoy pasó de valorar que la actividad "es absolutamente normal" a autorizar la apertura de sendos expedientes para investigar el caso y apartar a De la Serna de la campaña.

EL DEBATE

En el PP esperan haber podido "rebajar" la polémica y se preparan para el "duro" cara a cara del lunes, en el que saben que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se juega mucho y va a "entrar a matar". Ese será, según los análisis del partido, el punto de inflexión de la campaña. O Rajoy sale reforzado o tendrá que redoblar esfuerzos para revertir las consecuencias.

Dicen en la formación que las campañas son "algo vivo", pero aún así el PP no alterará, por ahora, su estrategia para estos comicios. Hay pocos macromítines programados, horas de apariciones en televisión, y muchos pequeños actos para explotar la imagen cercana de Rajoy. Todo dependerá, sin embargo, del transcurso de los acontecimientos y de si el jefe del Ejecutivo puede mantener el contacto con el electorado sin momentos de tensión.

El reto es resistir más que avanzar, mantener el "pequeño repunte" que los populares han detectado en sus encuestas, y no dejar que el "optimismo" se pierda por el camino. La confianza en la victoria sigue intacta, aunque en el PP hayan tenido que revisar a la baja las expectativas en una campaña poco clásica, pero muy conservadora.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE