Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES GENERALES 2015

Sánchez desdeña a Iglesias como aspirante a La Moncloa por su "pinta"

  • Patxi López carga contra el líder de Podemos y afirma que mientras el PSOE acababa con ETA él hacía "loas" a los terroristas

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.
EFE
  • colpisa. madrid
Actualizada 12/12/2015 a las 06:00
Pedro Sánchez había usado hasta ahora muchos argumentos para tratar de convencer a los votantes progresistas de que meter en la urna una papeleta de Podemos el próximo día 20 es malgastar el voto, pero este viernes se sacó de la manga uno ciertamente novedoso: el del aspecto físico de su secretario general. "Cuando ves a Pablo Iglesias sabes perfectamente que no tiene mucha pinta de ser candidato a la Presidencia del Gobierno -adujo-, y creo que él también lo sabe".

No fue un lapsus ni el fruto de un calentón. El líder del PSOE lanzó el dardo contra su rival, reticente a ponerse chaqueta y siempre con el pelo recogido en una larga coleta, a conciencia. Primero, en un acto callejero en Vitoria y, por la tarde, en un mítin en la casa de la cultura del barrio burgalés de Gamonal. Pero no fue su único gesto de desdén. También se despachó con un ácido: "Albert tienes que leer a Kant; Pablo tienes que releer a Kant" para poner en evidencia las supuestas carencias de los dos representantes de la nueva política.

La percha, en ese caso, fueron sus resbalones en el cara a cara que ambos mantuvieron en la Universidad Carlos III de Madrid, cuando el candidato de Ciudadanos fue incapaz de citar un libro del filósofo a preguntas de un estudiante, y el de Podemos, profesor en la facultad de Ciencias Políticas, confundió el título de su ‘Crítica de la razón pura’ y recomendó leer en su lugar el inexistente ‘Ética de la razón pura’. Porque si algo lleva mal el secretario general del PSOE es que a él no se le pasa ni una y a los emergentes, se queja, se les perdona todo.

Los socialistas han construido toda una tesis de por qué eso es así y defienden que, digan lo que digan esas encuestas que de manera tozuda sitúan a Ciudadanos y Podemos cada día más cerca de su formación, con Sánchez se es más exigente porque puede ser el próximo jefe del Ejecutivo. Algo así dijo también Alfredo Pérez Rubalcaba, pero él situó a Mariano Rajoy como instigador. "Lo que está haciendo -argumentó- es excitar a Pablo contra Pedro porque Pedro sí puede ganar a Mariano". Es la teoría de la pinza a la que volvió aludir igualmente Sánchez en Burgos.

A estas alturas esa es prácticamente su única estrategia de campaña, la insistencia en que Rajoy pretende dividir el voto de la izquierda y que Iglesias se presta a hacerlo porque su objetivo fundamental, más que derrotar al PP en estos comicios, es debilitar al PSOE para, en el medio plazo, ocupar su lugar.

MAQUILLAJE

Rubalcaba machacó esa idea en Onda Cero. "Iglesias no quiere asaltar los cielos, quiere asaltar Ferraz y emplea argumentos discutibles para ello", dijo en un intento de retener a aquella parte de su electorado que se pueda sentir tentada de cambiar de caballo. "Su partido es leninista, es una organización formada por militantes de la izquierda anticapitalista que nada tiene que ver con nosotros -advirtió- y se maquilla; en un año ha cambiado cuatro veces de programa".

Un mensaje semejante, pero aún más directo al corazón de sus votantes tradicionales empleó el exlehendakari y hoy miembro de la ejecutiva socialista, Patxi López. En un acto en Baracaldo, el último de la larga jornada de Sánchez, recordó los años de lucha contra el terrorismo, el precio pagado en vidas y la victoria final con un Ejecutivo que llevaba sus siglas.

"¿Y mientras dónde estaban los nuevos? -se preguntó- Pablo Iglesias en una herriko-taberna diciendo que era un honor reunirse con Batasuna, diciendo que eran los únicos que habían entendido que la Constitución era una imposición, y haciendo loas a la izquierda abertzale y a ETA, diciendo que eran los únicos que habían entendido lo que estaba pasando en este país". Fue una reivindicación emotiva. Quizá más aún, teniendo en cuenta el atentado terrorista contra la embajada española en Kabul, por el que el acto empezó con un minuto de silencio. "Decidlo con orgullo fuimos los socialistas, dos gobiernos socialistas los que ganamos al terrorismo en nuestro país ¡Ya está bien!", insistió.

Es momento para el principal partido de la oposición de presumir de logros. Sánchez lo hace a menudo, tirando de currículum frente a la hoja en blanco de la gestión de Podemos, pero también de Ciudadanos, al que un día tras otro compara con un PP con fachada moderna. Su principal activo: "Somos -dice- los constructores del estado de bienestar". Unos días lo dice con la vena del cuelo hinchada a voz en grito, como en La Coruña, al día siguiente del debate a cuatro.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE