Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES GENERALES 2015

Rivera facilitará la investidura de Rajoy sólo si hay riesgo de repetir la votación

  • El líder de Ciudadanos centra sus ataque en el presidente del PP, al que tacha de pardigma del paro y la corrupción​

Albert Rivera durante el mitin electoral que ha celebrado en Málaga.
Albert Rivera durante el mitin electoral que ha celebrado en Málaga.
REUTERS
  • colpisa. madrid
Actualizada 11/12/2015 a las 09:17
Albert Rivera sigue convencido de que Ciudadanos está en condiciones de ganar las próximas elecciones, pero, si no es el caso, solo estaría dispuesto a sopesar si facilita la investidura de Mariano Rajoy, el probable candidato del partido más votado en los comicios, si hay riesgo de que se tengan que repetir las elecciones.

En caso de que el líder del PP, tras semanas o meses de negociaciones, no consiga reunir los apoyos necesarios para formar Gobierno por la fragmentación del próximo Congreso y España se ve abocada a nuevas elecciones generales, Rivera y su partido podrían plantearse una abstención para facilitar la investidura del candidato popular y así evitar una situación de grave bloqueo institucional.

Por el momento no pasa de ser un ejercicio de política ficción, que no es descabellado, pero desde luego, según la dirección del partido naranja, ese es el único escenario excepcional en que Rajoy podría recibir la ayuda de Ciudadanos para repetir como presidente del Gobierno.

El partido de Rivera, de hecho, no quiere hablar de pactos postelectorales porque indica que, dada la volatilidad de la intención de voto que muestran las encuestas, es imposible decir algo concreto hasta que el 20-D no se conozca la composición del Congreso. Quién gana, quién es segundo y a qué distancia, qué sumas de votos son posibles, y que predisposición política tiene los diferentes grupos.

Ciudadanos asegura ser incapaz de imaginar qué mapa parlamentario puede haber el 21 de diciembre, por lo que no sabe qué movimientos hará, pero lo que si tiene claro es lo que va a hacer.

Rivera intentará desde luego formar gobierno si el suyo es el partido más votado y en ese caso hablará con todos para superar la investidura salvo con los nacionalistas y con Podemos, porque no puede pactar, dicen en su entorno, con quien plantea un referéndum para que decidir si Cataluña rompe con España. En cualquier caso, descarta tripartitos o gobiernos de coalición, pero está dispuesto a conformar un ejecutivo en minoría con expertos de otras sensibilidades políticas y pactar después todo su paquete de reformas del Estado, la economía, la educación o la regeneración "mirando a izquierda y a derecha".

También sopesaría seriamente tratar de formar Gobierno si, aún siendo segundo, el primero no le saca mucha ventaja y la aritmética del Congreso lo permite. La fórmula sería idéntica a la anterior.

SIN CONDICIONES

Si no es posible ni una cosa ni otra, Ciudadanos tiene claro que se irá a la oposición y que rechazará dar su sí a la investidura tanto de Rajoy como de Pedro Sánchez. Tal es su determinación a actuar de esta manera que, en caso de no ganar, ni siquiere se plantean realizar un decálogo de condiciones o exigencias para un pacto, como sí hicieron el verano pasado en comunidades como Andalucía, Madrid, Murcia, La Rioja o Castilla y León, lo que terminó por permitir las cinco investiduras. Rivera sabe que de producirse esa situación probablemente Rajoy solo podría seguir en la Moncloa con su sí, pero le dirá que no, porque entiende que no será su problema.

Hasta que se despejen estas incógnitas la noche del 20-D, el líder de Ciudadanos va dedicar los ocho días que quedan de campaña a tratar de convencer a los votantes de que ya no les queda más opción que elegir entre él o cuatro años más de Rajoy porque cree definitivamente superado al PSOE de Pedro Sánchez y ve imposible que le alcance Podemos.

Rivera pasó decididadamente al ataque contra el candidato del PP y, además, lo hizo con un argumento que recuerda mucho al que José María Aznar utilizó en la primera mitad de los noventa para desalojar a Felipe González de la Moncloa. En su mitin en Toledo dijo que Rajoy ha conseguido con sus políticas de paro y corrupción, que ambos asuntos sean los dos problemas que más preocupan a los españoles.

Se dirigió a todos los indignados con el bipartidismo para que el 20-D no se queden en casa y para que pongan "todos sus lamentos en el sobre de votación.

Les aseguró que Ciudadanos es su única opción porque los cambios en profundidad que necesita España no los pueden hacer ni "los partidos con las manos manchadas de corrupción y de capitalismo de amiguetes" ni los que se conforman con tener un 21% de parados, como PP y PSOE, ni tampoco Podemos, al que lo pintó como todo lo contrario a un cambio "sensato y tranquilo". "Que no nos tengamos que arrepentir el 21 de diciembre de que no hemos ganado y todo sigue igual", zanjó.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE