Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES GENERALES 2015

Un Ciudadanos segundo intentaría formar Gobierno si el PP no lo consigue

  • En esa tesitura tendría que dirigir su mirada el PSOE, la única fuerza con la que sumaría para asegurar la investidura de Rivera​

Albert Rivera durante su intervención en un acto de campaña en la Plaza de España de Cádiz.
Albert Rivera durante su intervención en un acto de campaña en la Plaza de España de Cádiz.
EFE
  • colpisa. madrid
Actualizada 09/12/2015 a las 06:00
Albert Rivera se resiste una y otra vez a contestar con un monosílabo a la reclamación de Mariano Rajoy al resto de candidatos en liza para que se comprometan, como él hace, a que salga el resultado que salga de las urnas el 20 de diciembre se permitirá gobernar al partido más votado. La razón es simple, en la cabeza de Rivera está que si no logra sobrepasar al PP, pero es el segundo y la distancia entre ambos no es grande intentará convertirse en jefe del Ejecutivo si Rajoy no logra reunir apoyos suficientes para asegurarse la investidura.

El líder de Ciudadanos ya lo insinuó en el debate a cuatro de Atresmedia, cuando indicó que "si el PP no puede formar Gobierno puede haber alternativas", y en el grupo de dirección de la formación naranja confirman que trabajan con esa posibilidad. Rivera y su dirección siguen confiados en su imparable crecimiento en las encuestas y en la posibilidad de dar todavía el 20-N la campanada, dado el altísimo porcentaje de indecisos detectado y su buena disposición a morder aún más en los electorados tradicionales de PP y PSOE, en los nuevos votantes y los desencantados, pero también admiten que puede faltarles tiempo para dar el salto. Lo que sí aseguran es que al menos quedarán segundos, pues dan a Pedro Sánchez por superado y a su partido por hundido.

Si esta última es la situación, solo contemplan dos posibilidades: o que Rajoy logre investirse sin su ayuda y ellos lideren la oposición o que, si la aritmética del Congreso y las conversaciones con otras fuerzas lo permiten, den ellos el paso hacia la Moncloa si el PP no logra conservarla. En el partido naranja consideran que aún es muy pronto para hablar de alianzas sin conocer el resultado de las urnas, pero si al final tratan de lograr la investidura de Rivera posiblemente no les quedará más remedio que buscar la complicidad de un PSOE, tercero en discordia, pues de entrada dejan claro que no buscarán el apoyo ni de Podemos ni de los nacionalistas "porque no se puede llegar a la Presidencia de cualquier manera".

Eso sí, sea porque gane sea porque logre una mayoría en el Congreso para investirse, lo que Rivera no contempla son gobiernos de coalición.

INDEPENDIENTES

A lo más que se abre es a incorporar independientes de otras ideologías, pero que compartan su proyecto de impulsar una segunda transición y su programa de gobierno. En este escenario, gobernaría en minoría y trataría de pactar todo su paquete de reformas del Estado, de la Administración, de la economía, el mercado de trabajo y la fiscalidad, de la Educación y de la regeneración democrática, incluidos los cambios en la Constitución, con acuerdos parciales con la oposición, como en su día hizo su admirado Adolfo Suárez.

Pese a que en las próximas jornadas Rivera concentrará sus ataques en un PP del que cree que está "cerca", hoy en su primera jornada de campaña en Andalucía concentró buena parte de sus zarpazos en el PSOE, que gobierna la comunidad, y en Podemos, que dirige la capital que pisó en primer lugar, Cádiz. Del primero dijo que carece de proyecto para España ya que está dispuesto a privilegiar a comunidades como Cataluaña sobre otras; y del segundo indicó que no puede llegar a la Presidencia porque acepta plantear un referéndum de autodeterminación en Cataluña, va al Congreso junto a Bildu en las listas de Navarra y no está dispuesto a suscribir un pacto contra el yihadismo.

Rivera incluye en su gira por Andalucía también a Sevilla, Granada y Málaga pues se trata de una comunidad que, según el CIS, le podría dar hasta la sexta parte de su grupo en el Congreso y en la que le arrebataría al menos 11 escaños al PP. El sondeo le coloca ya como tercera fuerza andaluza, por encima de Podemos, y le da posibilidades de arrebatarle aún otro puesto en la cámara baja al PP en Granada y dos al PSOE en Jaén y Sevilla.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE