Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES GENERALES 2015

El PP, preocupado por la pulsión de cambio en la sociedad ante el 20-D

  • Las encuestas internas no cubren sus expectativas y Rajoy se vuelca en Andalucía, donde Ciudadanos hace retroceder a los populares

Mariano Rajoy durante su intervención en un mitin en la localidad de Estepona.
Mariano Rajoy durante su intervención en un mitin en la localidad de Estepona.
REUTERS
  • colpisa. madrid
Actualizada 08/12/2015 a las 06:00
Continuidad o alternativa. Esa es la lectura que habrá que extraer de las urnas dentro de 13 días. Los más de 36 millones de personas llamadas a votar confirmarán si apuestan por dar una nueva oportunidad a Mariano Rajoy o se la niegan. En el PP admiten ya su preocupación por la segunda opción porque temen que la "pulsión de cambio" instalada en la sociedad termine por desbancar a los populares del poder.

El presidente del Gobierno apela incluso a la "fe" de los suyos en la victoria para lograr un "gran resultado" cuando las encuestas publicadas no cubren las expectativas de los populares. Todo lo que no sea alcanzar el 30% de los votos y los 130 escaños en el Congreso quedará a años luz de las esperanzas del partido, que no cuenta con sondeos internos mucho más halagüeños. Fuentes de la formación desvelan que los ‘tracking’ o seguimientos diarios que gestiona el gurú de los populares, Pedro Arriola, no llegan al 28,6% de los sufragios que pronostica el CIS. Ni tan siquiera al 27, y expresan su inquietud por el "estancamiento" en el que se encuentra el partido.

En territorios de peso como en Andalucía, donde en 2011 el PP obtuvo 33 valiosos escaños para su mayoría absoluta, la situación mantiene en vilo a la formación. El PP andaluz aspira a seguir aportando el mayor número de diputados de España y la fuerza necesaria para sostener el partido. Un buen resultado blindaría, en cierto modo, a Juan Manuel Moreno como líder autonómico de los populares, cuestionado a día de hoy y sin el aval de las urnas en su currículum. En el mitin de hoy en Estepona, en el que ejerció de telonero de Rajoy, llegó a demandar la implicación de sus fieles, a quienes pidió que se desgastaran las "yemas de los dedos" en mensajes para movilizar a su electorado. Pero el objetivo no es fácil de conseguir y Ciudadanos amenaza con captar en Andalucía los escaños que el PP pierda por el camino.

En la provincia de Málaga, a la que volvió Rajoy en la cuarta jornada de campaña, los seis diputados obtenidos hace tan sólo cuatro años podrían quedarse ahora, según el CIS, en tres. Los mismos que alcanzaría el partido de Albert Rivera. El trasvase se produce, de hecho, en todas y cada una de las circunscripciones andaluzas, aunque por el número de escaños en liza Cádiz y Sevilla son, junto a Málaga, prioritarias para la formación.

Es la razón por la que el presidente visitó Estepona por la mañana, Algeciras por la tarde y mañana tiene previsto desplazarse a Sevilla. Allá donde va, por ajustado que esté el programa del día, Rajoy trata de no faltar a la cita con los paseos por la ciudad. Se siente cómodo y aporta al PP las imágenes de su presidente rodeado de ciudadanos. Incluso el domingo, cuando tenía previsto pernoctar junto a su familia en Doñana, buscó un espacio en la agenda para visitar Palos de la Frontera. "Necesitamos cercanía", insisten fuentes del partido, y también un clima emocional favorable.

ESCAÑOS EN EL AIRE

"Aún hay escaños que bailan", recuerdan voces de la formación, pendientes de la evolución diaria para adaptar una campaña enfocada hacia el contacto directo con el votante y hacia la bolsa de indecisos que, aunque el CIS cifra en un 40%, creen que oscila entre el 24 y 26%. Por eso, el PP ha desplegado todos sus efectivos. Mientras la vicepresidenta participaba en el debate electoral de candidatos al que no asistió Rajoy, sobre el terreno trabajaban el presidente, varios ministros, la secretaria general, los vicesecretarios y los cabezas de cartel por cada provincia. "Somos un equipo, no un partido unipersonal", justifican en el PP, que pretende confrontar con la imagen omnipresente de Rivera en Ciudadanos.

Los mensajes contra el partido naranja se han multiplicado. Rajoy trató hoy de asociarlo a la incertidumbre. "Con el PP no habrá sorpresas, no es infalible, pero habrá trabajo, gestión, dedicación y esfuerzo, otros no se sabe lo que ofrecen ni lo que quieren, la razón fundamental es que nunca hicieron nada", proclamó tras definir a los populares como "un valor seguro".

El presidente alerta, además, sobre los posibles pactos que podrían fraguarse entre los partidos de la oposición, entre el "trío lalalá", como se refirió Moreno a PSOE, Ciudadanos y Podemos. "El que gane las elecciones es el que debe gobernar porque eso es democracia y justicia, otros no lo ven así, pero que los españoles sean conscientes de lo que algunos pueden estar preparando", concluyó Rajoy. Tras la advertencia habita la esperanza de que a la hora de introducir la papeleta en las urnas, los votantes sean más tradicionales de lo que vaticinan los sondeos.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE