Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NACIONAL

El Senado, entre el cambio obligado o el cierre

  • Los partidos, salvo Ciudadanos y UPyD que abogan por la supresión, no acaban de definir con detalle cómo sería la futura cámara de representación territorial española.

Letrero del Senado español

Letrero del Senado español

ARCHIVO
0
02/12/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
A+ A-
El Senado como Cámara legislativa de segunda lectura, sin apenas competencias exclusivas, sin iniciativa política y siempre subordinada a la última palabra del Congreso en la elaboración de leyes y toma de decisiones parece que tiene sus días contados. Tras 37 años en los que los partidos mayoritarios han sido incapaces de acordar e impulsar las reformas legislativas y constitucionales que la convirtiesen en la auténtica "cámara de representación territorial" del Estado autonómico que decían querer, el nuevo mapa político y parlamentario que surgirá de los comicios del 20 de diciembre, con Ciudadanos y Podemos con papel relevante en las nuevas mayorías de Gobierno, parece que obrará el milagro. Se ha generalizado la idea de que, a medio plazo, o hay un acuerdo dentro de una cada vez más probable reforma constitucional para dotar al Senado de un papel propio y exclusivo en el modelo de Estado, o serán legión los que reclamen su cierre.

Nadie, incluido el PSOE, está dispuesto ya a mantener un Senado de 265 miembros, con un coste anual de más de 50 millones de euros, que replica debates y mayorías ya vistas en el Congreso, y que algunas formaciones han convertido en refugio para expresidentes o exdirigentes autonómicos desalojados por las urnas o los partidos de sus cargos o en broche de oro y epílogo institucional de algunas largas carreras políticas. No parecen dispuestos a que todo siga igual ni los partidos ni los ciudadanos, que en las elecciones generales de 2011 ya dieron un serio toque de atención sobre su cansancio y desinterés por una cámara que, en su configuración actual, ven poco útil. Cosechó 180.000 papeletas menos que la urna del Congreso, cuatro veces más que los votos en blanco y tres veces más que los nulos.

Lo que ya está menos claro es qué modelo de Senado aspiran a tener los principales partidos en liza. Salvo Ciudadanos y UPyD que piden su desaparición total, el resto no detalla en exceso la cámara que persiguen. UPyD quiere que España cuente en el futuro con una única cámara legislativa nacional, el Congreso, y Ciudadanos también, pero propone la creación de un Consejo de Presidentes de Comunidades Autónomas que lo sustituya como órgano de aprobación en segunda lectura de las leyes estatales vinculadas a la organización territorial, aunque manteniendo la última palabra de la Cámara baja en caso de disenso insuperable.

El PP no ha hecho propuesta concreta en su programa, ni siquiera está claro que la vaya a hacer. La única referencia es su visto bueno al borrador de propuesta de reforma del Senado que la propia Cámara ha elaborado en los últimos tres años, pero que fue incapaz de aprobar en pleno antes de disolverse.

Contempla una reforma constitucional para convertir al Senado en Cámara de primera lectura, y por lo tanto decisoria, en reformas de estatutos, leyes de financiación y reforma autonómica y local, en iniciativas legales de parlamentos autonómicos, y en otras normas de especial relevancia territorial. La mantendría como Cámara de segunda lectura nacional para el resto de normas y no es partidario de tocar el modelo de elección, es decir, 207 escaños de elección directa en circunscripción provincial en relación a los habitantes y 58 designados por parlamentos autonómicos según su población.

A Barcelona El PSOE dice que quiere "un auténtico Senado federal", con unas competencias exclusivas similares a las del borrador citado y con sede en Barcelona. También quiere reducir su tamaño y cambiar el sistema de elección, pero no precisa si quiere hacer una Cámara de representación de las autonomías, con elección popular en esas circunscripciones o designación en sus parlamentos, o de los estados federales, como el Bundesrat alemán, con miembros nombrados por los gobiernos autonómicos. Tampoco aclara si mantendría el sistema bicameral español de la Constitución de 1978.

Las pinceladas dadas por Podemos apuntan a un modelo alemán modificado. Una cámara que tiene que aprobar todas las leyes relevantes, federales o no, que afecten a las competencias de las autonomías y cuyos miembros los nombran los gobiernos federados, pero, a diferencia del Bundesrat, los escaños no se repartirían según el peso demográfico de cada autonomía sino que habría una representación idéntica para todas. Tampoco aclara si, como ocurre en Alemania, el Consejo Federal tiene capacidad de veto temporal o incluso absoluto en desacuerdos con la cámara nacional (el Congreso).

IU aún es menos concreta. Pide un Senado federal con capacidad para decidir sobre la legislación que afecte a las comunidades y que las represente, pero no especifica ni las funciones concretas, ni si sería designado por sufragio directo de los ciudadanos o elección parlamentaria, o por ambos, o por nombramientos de los gobiernos federados, ni si habría representación por volumen de población o idéntica por territorios.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra