Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NACIONAL

“Muchos creían que el yihadismo se limitaría a Oriente Medio”

  • “Hay una corriente que considera que ser antisemita es algo de mal gusto y lo traduce en una hostilidad contra Israel”

“Muchos creían que el yihadismo se limitaría a Oriente Medio”
El embajador de Israel en España, Daniel Kutner, en su despacho ante un cuadro pintado por él.
alberto ferreras
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 28/11/2015 a las 06:00
Embajador de Israel en España desde septiembre, Daniel Kutner, 59 años, nació en Argentina y con 18 se trasladó a Israel para vivir en un kibutz. Hace treinta años que visitó por primera vez nuestro país y es un experto en el mundo árabe.

Los atentados de París han provocado una conmoción en Europa y la necesidad de encontrar una respuesta al terrorismo islámico.

¿Cuál es su análisis de la reacción?

Estamos demasiado cerca de lo que ha sucedido como para hacer una valoración en perspectiva, pero es evidente que los últimos atentados han sido un mazazo para muchos que pensaban que el fanatismo islamista se iba a limitar a Oriente Medio. Lamentablemente esta crisis se produce a continuación otra crisis de niveles históricos, como es la de los refugiados. Dos crisis que proceden de la misma fuente: la hecatombe que se está produciendo en la zona de Oriente Medio a causa de una serie de factores que han producido el auge del islamismo y la implosión de los marcos nacionales que existieron al menos desde la Primera Guerra Mundial.

¿Cómo valora los planes del Partido Socialista de reconocer al Estado palestino en su primera legislatura si llega al poder y sin condicionarlo a terceros?

Creo que fue muy importante la salvedad que incluyó el Congreso en su declaración sobre el Estado palestino, en el sentido de que el reconocimiento debería ser consecuencia de un acuerdo entre las dos partes. En el marco del diálogo con el partido socialista confiamos en airear estas diferencias para enfatizar que si realmente se busca hacer una contribución positiva al proceso es necesario el acuerdo de las partes involucradas. Y de eso tendremos que hablar con nuestros amigos del PSOE.

¿Qué consideración le merecen los pronunciamientos de miembros del Gobierno catalán y de aquellos que consideran que Israel será uno de los países más dispuestos a reconocer un hipotética Cataluña independiente?

No tenemos nada que decir de este tema. Es una cuestión interna sobre la que no nos pronunciamos.

En Europa vuelve a haber ataques contra personas por el mero hecho de ser judíos, pero ¿no cree que en demasiadas ocasiones se califican de antisemitas lo que son meras críticas a la actuación del Gobierno de Israel?

No. Hay una diferencia muy clara entre lo legítimo que es criticar a Israel y el antisemitismo. Solo hace falta echar un vistazo a nuestra prensa para ver lo críticos que podemos ser los propios israelíes. Lo que pasa es que hay una corriente que lamentablemente vemos ya en muchos sectores que considera que ser antisemita es algo de mal gusto y lo traducen en una hostilidad específica contra Israel al que se señala y valora muy por encima de su peso en los acontecimientos internacionales. Se ve a Israel como el origen de todos los males y el rechazo en muchos casos es total. No es una oposición a un aspecto o de una política concreta sino la negación de Israel. Se trata de un boicot absoluto no solo a los que propugnan tal o cual política sino a todos los israelíes. Y si eso no es antisemitismo, huele a antisemitismo.

Los asesinatos de israelíes con cuchillos vuelven a poner en evidencia que es imposible evitar este tipo de ataques tan solo con medidas de fuerza y de seguridad. Hay quien piensan, entre ellos muchos israelíes como el escritor Amos Oz, que la única solución posible al conflicto es dos Estados. Sin embargo, no parece que sea una idea que convenza mucho al Gobierno israelí.

No es así. La posición oficial del Estado de Israel y de este Gobierno es que la solución debe ser dos Estados para dos pueblos, pero para llegar ahí debemos ponernos de acuerdo y viendo lo que sucede alrededor nuestro no se nos podrá culpar de ser precavidos.

Pero la búsqueda de ese acuerdo a través de la negociación aparece absolutamente bloqueado.

Lo que sucede ahora en este callejón sin salida es que los palestinos se niegan a sentarse en las mesa de las negociaciones y tratan de presionar a Israel a través de iniciativas de organismos internacionales, donde sienten que tienen una cierta ventaja, pero es una estrategia que no les va a ayudar a cumplir sus objetivos nacionales de crear un Estado.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE