Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

cataluña

Convergència, Esquerra y la CUP ven cada vez más cerca el acuerdo

  • Junqueras pide a los anticapitalistas que el pacto no se limite a la investidura de Mas y dé estabilidad al próximo Gobierno

Artur Mas al PP:
El presidente de la Generalitat en funciones Artur Mas.
EFE
  • colpisa. madrid
Actualizada 21/11/2015 a las 06:00
Pasados los reprocehes y las malas caras de los útimos días, Junts pel Sí y la CUP se han puesto manos a la obra, han vuelto a sentarse a negociar y desde los tres partidos que intervienen en las conversaciones, Convergència, Esquerra y los antisistema, se esforzaron en enviar mensajes optimistas, en la línea de que el pacto es posible. Así, mientras Francesc Homs se mostró hoy convencido de que "nos acabaremos poniendo de acuerdo", Oriol Junqueras señaló que "estamos en una negociación obligada a concluir de manera exitosa", y el portavoz de la CUP, Antonio Baños, aseguró que "cada vez estamos más cerca del pacto".

Tres maneras de decir que la política catalana puede salir del bloqueo institucional en el que se encuentra y que a corto o medio plazo puede haber un nuevo Gobierno que recibirá el encargo de pilotar el proceso catalán y llevar a la práctica la declaración independentista aprobada el pasado 9 de noviembre que marcó el inicio de la creación de una república catalana. Tres de los actores principales del proceso coincidieron en trasladar mensajes esperanzadores para la parroquia secesionista, aunque aún queda mucha tela por cortar en las tres mesas de diálogo que se han establecido, la de proceso constituyente, la de la desconexión y la del plan de choque social.

Junqueras se mostró cauto, debido a la "complejidad" de las negociaciones y a que "desgraciadamente, el ritmo es más lento de lo que pensábamos". "No es que la cosa vaya mejor, pero tampoco habíamos estado mucho peor", dijo de manera críptica. El presidente de Esquerra emplazó a la formación anticapitalista no solo a apoyar la investidura de un presidente, sino también a darle estabilidad. "Un presidente y un Gobierno sin estabilidad parlamentaria servirá de muy poco, lo único que haríamos es alargar una agonía que nos llevaría a elecciones", afirmó.

La cuestión es si la CUP acaba apoyando a Mas y le da solo dos de sus diez diputados para desencallar la investidura o si hay un acuerdo global que permita al futuro presidente de la Generalitat arrancar la legislatura con algo de holgura, siendo capaz de aprobar, por ejemplo, los presupuestos.

El miedo que hay en Junts pel Sí es que la izquierda radical no favorezca un mínimo de solidez, lo que provocaría una situación ingobernable, de un Ejecutivo sin socios para aprobar las cuentas ni los proyectos legislativos. Junqueras trasladó una vez más a la CUP que Mas es el único candidato de Junts pel Sí. "Ha contribuido de una forma muy notable a incrementar el perímetro del independentismo y prescindir de él podría restar", advirtió.

‘BUSINESS FRIENDLY’

La CUP ya ha abierto la puerta a investir a Mas, dejando la decisión en manos de la militancia. Si, como reconoció Baños, ya "no son tan contundentes" en el veto al dirigente de CDC es porque la última oferta de un Gobierno con el presidente con competencias delegadas, tanto en lo que tiene que ver con ceder parte de su poder a tres vicepresidencias, como a someterse a una moción de confianza en diez meses para auditar su gestión, es del agrado de los anticapitalistas. Aunque a día de hoy es insuficiente, y por tanto Junts pel Sí tendrá que ser generosa en los aspectos sociales y de ruptura.

Francesc Homs valoró como "positivo" este giro de la CUP que abre las puertas al acuerdo siempre que Convergència acepte la agenda social de los anticapitalistas, lo que puede ser muy indigesto para una formación de tradición económica liberal y en palabras de Mas ‘business friendly’, nada que ver con los planes antiprivatizadores de la izquierda radical. En Cataluña, "tenemos capacidad para ponernos de acuerdo, es lo que nos da fuerza", subrayó Homs, y Junts pel Sí y la CUP están intentando "identificar lo que nos une sin que nadie deje de ser quien es".

Sobre las críticas de la CUP a los sectores "neoautonomistas" de Convergència que no ven con buenos ojos un pacto con la izquierda antisistema y que quieren volver al pactismo histórico de CiU, el candidato ‘convergente’ al Congreso lo rechazó de pleno. "Voy a Madrid a negociar la independencia", dijo por la tercera vía está, a su juicio, muerta. "Hace diez años ya nos dieron por saco", redondeó, recordando la experiencia del Estatuto.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE