Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Caso Pujol

Los Pujol escondieron tras un vertedero una mordida de cinco millones de euros

  • El primogénito vendió a FFC por 5.298.921 euros unas acciones por las que había pagado 300.000 dos años antes

Josep y Pere Pujol salen sin medidas cautelares tras declarar ante el juez
Los hermanos Josep (izda.) y Pere Pujol Ferrusola (dcha.) llegan a la Audiencia Nacional.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 18/11/2015 a las 06:00
Fue quizás la mayor mordida que cobró el clan Pujol en los más de 30 años que, según las investigaciones, se dedicó a recibir comisiones de grandes empresas que licitaban a obras públicas en Cataluña. Fueron 4.998.921 euros en una sola operación del negocio de la gestión de basuras. Casi la octava parte de los 40 millones de euros que las autoridades de Andorra aseguran que la familia, a través del primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, movió entre 1991 y 2014 en el principado.

La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional llevaba desde julio de 2014 analizando los pormenores de esta millonaria comisión, en la creencia de que Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) había podido desembolsar a través de empresas pantallas dos millones de euros al hijo mayor. Pero el análisis final desvela que la coima rozó los cinco millones de euros, más alta hasta ahora cobrada por el clan.

Según los documentos entregados por la UDEF al juez José de la Mata, la comisión se gestó en 2002 a través de una compleja operación financiera que giró alrededor del vertedero en la localidad tarraconense de Tivisa. Jordi Pujol Ferrusola, a través de una de sus empresas instrumentales, Active Traslation, "entró en el capital" de la sociedad Gestió i Recuperació de Terrenys, que iba a gestionar el vertedero.

El hijo mayor del expresidente de la Generalitat apenas pagó 300.000 euros por un paquete de acciones de esa sociedad. En 2004, "de forma sospechosa" en palabras del magistrado, 'Junior', como se le conoce en su familia, vendió esas acciones por 5.298.921 euros. Una operación que se gestó sólo unos meses después de que el vertedero consiguiera la autorización del Gobierno que presidía el socialista Pasqual Maragall para el tratamiento de residuos, y solo una "una semana antes de que FCC, a través de su filial FCC Medio Ambiente comprara todo el capital" de Gestió i Recuperació de Terrenys por casi 16 millones de euros.

Para el juez De la Mata, esa exitosa operación no fue tal sino el "cobro de comisiones ilícitas" pagadas, supuestamente, por FFC al hijo mayor de los Pujol-Ferrusola, según se afirma en los documentos que obran en el sumario del Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, que acaban de dejar de ser secretos.

En esos papeles el propio juez, por primera vez y negro sobre blanco, apunta a que la fortuna de la familia Pujol, lejos de tener su origen en la herencia del abuelo Florenci, viene del dinero entregado por empresarios. El instructor afirma que "las cuentas corrientes tituladas o apoderadas por Jordi Pujol Ferrusola y su mujer Mercé Gironés Riera" en Andorra "presentan multitud de abonos en efectivo de origen desconocido, que no pueden asimilarse a una actividad legal". O sea, imposible saber de dónde vino ese dinero.

Pero también hay otra gran cantidad de "abonos por transferencias o traspasos" que, dice De la Mata, "se relacionarían con personas que desarrollan una labor empresarial entroncada con el sector público en Cataluña". "Los ordenantes de transferencias que han podido ser identificados se caracterizan por tener intereses empresariales en Cataluña", insiste el magistrado.

Los informes policiales incluidos en el sumario confirman que 'Junior' en nombre de familia movió cerca de 40 millones de euros en Andorra. "Los abonos en efectivo son en distintas divisas (habiendo calculado la fuerza policial actuante que fueron 2.764.399.390 pesetas, 10.331.208 euros, 3.261.205 dólares, 2.147.466 marcos) y las transferencias alcanzaron la cuantía de 1.940.591.259 pesetas, 6.254.773 dólares, y 95.344 libras", apunta el juez.

"MOVIMIENTOS INGENTES"

Unos "movimientos ingentes" de dinero, dice el magistrado, que la investigación ha confirmado que, en realidad, correspondían a todo el clan porque 'Junior' siempre repartía con la familia las comisiones que pagaban los empresarios. "Se han podido descubrir que posteriormente a que se produjera un abono sospechoso, inmediatamente Jordi Pujol Ferrusola ordenaba que se realizaran traspasos a las cuentas en Andorra de sus hermanos Oleguer, Oriol, Josep, Pere, Mireia y Marta. Estos movimientos afectaban también a la cuenta titulada por su madre Marta Ferrusola también beneficiaria de algunos de estos repartos", señala el instructor. El magistrado, en otras de sus resoluciones, insiste en que no se cree una sola palabra de la tesis de la familia de que toda la fortuna procede de la buena gestión de la herencia del abuelo que hizo el hermano mayor, como han sostenido todos los Pujol imputados, y también Pere y Josep, el pasado viernes en la Audiencia Nacional. "Las explicaciones públicas dadas a este patrimonio off-shore no parecen ajustarse a los movimientos de estas cuentas corrientes, además de que en este procedimiento no se ha aportado documento alguno que justifique que los capitales se relacionan con una herencia atribuible a Jordi Pujol Soley".

Es más, el juez revela que el clan, en su momento, explicó a las autoridades andorranas que el dinero que movían en el Principado venía de una herencia; sí, "pero de la rama familiar de Marta Ferrusola".
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE