Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Atentados en París

El Gobierno descarta, por ahora, participar en los bombardeos de Siria

  • Rajoy aguarda el desenlace de las negociaciones de Francia con las grandes potencias e informa al líder del PSOE de la cumbre del G-20
  • El Ejecutivo recuerda el fracaso electoral del PP tras la intervención en Irak en el año 20104

Rajoy apela a la unidad para derrotar "a los enemigos de las sociedades democráticas"
Rajoy apela a la unidad para derrotar "a los enemigos de las sociedades democráticas"
Rajoy apunta que la urgencia es acabar con Daesh "todos juntos"
ATLAS
  • colpisa. madrid
Actualizada 18/11/2015 a las 09:22
En el palacio de la Moncloa hay un escenario que nadie quiere barajar, el de la participación de España en una guerra que reavive los ecos de la intervención en Irak que en 2004 contribuyó al fracaso electoral de Mariano Rajoy. De ahí que el Gobierno haya tocado a rebato a los ministros y portavoces populares que ayer fijaban las condiciones de una participación nacional en los ataques a Siria tras los atentados de París. Es el caso del titular de Interior, que con la lección aprendida, rectificaba sus reflexiones. "Hoy por hoy, España no se plantea efectuar bombardeos en Siria", se corrigió Jorge Fernández Díaz.

El jefe del Ejecutivo se mueve en el difícil equilibrio de ofrecer su apoyo a Francia sin ponerse en la hipótesis de un despliegue militar en el país árabe. En la presentación del pasado martes del libro ‘Todos los cielos conducen a España’, del ministro de Exteriores, Rajoy dejó claro que la respuesta deberá ser "sostenida y a largo plazo" en una guerra que definió de "valores". Insistió en que el marco de actuación en que se moverá el Gobierno en este asunto es el del "Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, bajo la posición común de la UE y de acuerdo con nuestros aliados de la OTAN". El presidente espera además el consenso internacional para hacer frente "unidos" al reto y demanda una "estrategia completa e integral" para prevenir la radicalización, perseguir los circuitos de financiación de las organización terroristas, abordar fenómeno de combatientes extranjeros, mantener un intercambio de información fluido y constante y reforzar los controles fronterizos.

En cualquier caso, Rajoy está a la espera de la llamada del Gobierno francés para concretar el apoyo de España una vez que los ministros de defensa de la UE aprobaran por unanimidad asistir a Francia en respuesta de la agresión recibida. Ahora será el ministro de Defensa galo, Jean-Yves Le Drian, el encargado de la negociación bilateral en la que espera obtener el respaldo de cada Estado miembro. Y hasta entonces, su homólogo en nuestro país, Pedro Morenés, reclama no especular.

De ahí que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, justificara hoy que "ya existe una máxima cooperación con todos los socios aliados" y recalcara la implicación de España en la instrucción de militares en Irak. Allí, 300 efectivos forman, recuerda también Morenés, a "batallones suníes" en el marco de la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra el Estado Islámico. Pero, además, el Ejecutivo incide en la batería de misiles Patriot desplegados para reforzar la seguridad en la frontera de Turquía, o la participación en misiones de entrenamiento o asesoramientos de las fuerzas de seguridad de Malí, República Centroafricana y Somalia en el marco europeo.

COMPROMISO

Fuentes del Ministerio de Defensa se aferran a estos datos para pedir que se tenga en cuenta que la ayuda de España "es muy estable y está muy desarrollada" y dejan entrever que la voluntad del Ejecutivo es, al menos en este momento, seguir con su aportación actual.

A lo que sí abrió la puerta el ministro del Interior es a aplicar el fondo del acuerdo del G-20 que esta semana se ha celebrado en Turquía y a aplicar sanciones en un futuro a aquellos países que financien o armen al también denominado grupo terrorista Daesh.

Precisamente los resultados de las cumbres internacionales sobre cómo proceder en Siria han reactivado el contacto, fluido en las últimas semanas de esta legislatura, entre el Gobierno y el PSOE. El presidente telefoneó el martes mismo al líder de los socialistas para informarle de las conclusiones de la cumbre en Turquía del G-20 y abordar la situación. Una llamada que Pedro Sánchez aprovechó para exigir a Rajoy que aclare su posición para que los españoles "conozcan cuál es el criterio de su Gobierno" en la batalla frente al Estado Islámico.

Hasta ahora, Sánchez ha sostenido que "cualquier tipo de intervención militar tendrá que contar con el amparo de la legalidad internacional". No es distinto a lo que el propio presidente admitía hace unos meses.

En ese caso, de llegar a decidirse un incremento de efectivos en la zona, el Ejecutivo debería someterlo a la votación de las Cortes. Podemos, por su parte, considera que el camino es reformar la ley para consultar en referéndum la participación de España en las misiones militares.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE