Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

CATALUÑA

El Gobierno actúa para que la moción sea anulada el miércoles

Rajoy vuelve a convocar a Pedro Sánchez a La Moncloa, antes de materializar el recurso ante el Tribunal Constitucional.​

  • COLPISA. MADRID
Actualizado el 10/11/2015 a las 06:00
Si se cumplen los plazos previstos por el Gobierno, y según el precedente más inmediato del recurso presentado contra la convocatoria del referéndum sobre la independencia del 9-N, este mismo miércoles podría quedar suspendida la declaración con la que las fuerzas secesionistas de Cataluña pretenden dar los primeros pasos para la ruptura con España.

Mariano Rajoy solicitó este lunes al Consejo de Estado el informe preceptivo para impugnar ante el Tribunal Constitucional la resolución pactada por Junts pel Sí y la CUP para iniciar la construcción de una república independiente y lo hizo con una petición expresa: que esté listo en 24 horas.

Una vez tenga en sus manos el dictamen de su órgano asesor, el jefe del Ejecutivo convocará el miércoles un Consejo de Ministros y, oído éste, dará orden a la Abogacía del Estado de recurrir al Constitucional. En 2014, cuando se actuó contra la consulta soberanista, al máximo garante de la Carta Magna le bastó una hora de reunión en pleno para admitir a trámite la impugnación del Gobierno y suspender el decreto.

Entonces, justificó la premura por "la trascendencia constitucional y política" del asunto. De modo, que ahora no cabe esperar otra cosa. La mera admisión de la impugnación por el Constitucional conllevará la suspensión cautelar inmediata de la declaración soberanista por cinco meses, un plazo que se prorrogará hasta que haya sentencia.

"Éste es el primer paso. Me gustaría que fuera el último -dijo Rajoy al anunciar su decisión-, pero no depende de quienes defendemos la convivencia, sino del inútil empeño de aquellos que la están atacando". El presidente del Gobierno -que respondió al órdago soberanista con una declaración institucional desde el ayuntamiento de Béjar, donde celebraba un acto del PP- se mostró contundente respecto a la imposibilidad de que la independencia triunfe y advirtió de que sólo se servirá de los recursos del Estado de Derecho para hacer cumplir la ley, pero sin renunciar a ninguno.

Eso incluiría aplicar, si es preciso y por primera vez, el artículo 155 de la Constitución, que prevé una intervención concreta y tasada del Estado en una comunidad autónoma en la que las autoridades hayan desatendido todos los requerimientos previos.

Desobediencia Rajoy dejó claro, además, que el recurso que presentará el miércoles irá acompañado de una notificación personal a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Llegado el caso, conforme a la reforma del Constitucional aprobada por el PP en el periodo de descuento de la legislatura, también será a ella a quien quepa inhabilitar si, amparados en la declaración suspendida, los secesionistas siguen adelante con su "proceso constituyente". Antes de hacer su anuncio, y tal y como se había comprometido, el jefe del Ejecutivo se puso en contacto con el líder de la oposición, Pedro Sánchez.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, hizo lo propio con los líderes del resto de formaciones. Pero al secretario general del PSOE se le dará un trato especial porque mañana será recibido por segunda vez en La Moncloa para tratar la respuesta a este reto a la soberanía nacional.
volver arriba

Activar Notificaciones