Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Partido Popular (PP)

Mariano Rajoy se postula como el defensor de las clases medias

El presidente del Gobierno no se fía de la palabra del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que no gobernará "a cualquier precio"

Mariano Rajoy se postula como el defensor de las clases medias
Mariano Rajoy se postula como el defensor de las clases medias
  • EFE. MADRID
Publicado el 06/10/2015 a las 21:13
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se fía de la palabra del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que no gobernará "a cualquier precio" y, frente a otras opciones, se postula como el defensor de las clases medias y el único que puede garantizar una España unida con más recuperación y empleo.

Rajoy ha protagonizado un Foro ABC-Deloitte en el que ha evitado polemizar con el expresidente José María Aznar y ha ratificado las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 en contra de los vaticinios de la Comisión Europea.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado que lo que España se juega en las elecciones del 20 de diciembre es seguir con la recuperación o volver a la etapa de las "ocurrencias y las frivolidades",

Ante esa cita y sin mencionar a otras formaciones que se han identificado con las clases medias, como Ciudadanos, Rajoy sí ha recalcado que el PP ya ha demostrado que lo es, porque ha sabido desde el Gobierno crear empleo, bajar impuestos y buscar lo que une a los españoles, y porque les guía "la moderación y no el dogmatismo".

Tras considerar que el verdadero cambio en España es el que se ha experimentado con el Gobierno del PP, ha salido al paso de la afirmación realizada hoy mismo por Pedro Sánchez de que no sería presidente "a cualquier precio", sino sólo si su programa "socialdemócrata, reformista y modernizador" logra una mayoría parlamentaria.

"Juicios de valor pocos, pero recuerdo que dijo que nunca pactaría con Podemos y los independentistas, y lo hizo", ha señalado Rajoy, quien ha considerado que no se trata de emitir un juicio sobre lo que se piensa, sino sobre los hechos, y, por tanto, él está en situación de "prevengan".

El presidente no ha querido entrar en elucubraciones sobre posibles pactos postelectorales ni sobre el número de escaños que el PP consideraría un buen resultado el 20D, y se ha limitado a asegurar que le gustaría conseguir el mayor número posible como a todos los candidatos que se presenten.

Ha vuelto a defender que gobierne el partido más votado y ha indicado que le gustaría en ese aspecto que España fuera como Portugal y Alemania, "que la oposición fuera gente seria", ha dicho en alusión a la alianza entre conservadores y socialdemócratas en el segundo de los países y al anuncio de los socialistas portugueses de que dejarán gobernar a la lista más votada.

Y respecto a Podemos, se ha limitado a señalar que los alcaldes de esta formación, durante su tiempo de mandato, no han aportado absolutamente nada positivo a la gobernación del país.

Rajoy no ha querido entrar en la polémica con Aznar y con su aviso de que Ciudadanos puede arrebatarle electorado, si bien ha recordado que el PP ha ganado dos elecciones de ámbito nacional -europeas y municipales- esta legislatura.

"No voy a polemizar con Aznar; yo a lo que tengo que dedicarme es a convencer a los españoles de que es bueno que el PP continúe en el Gobierno", ha sentenciado Rajoy.

Ante los comicios del 20D, ha admitido que el caso de Rodrigo Rato puede perjudicar al PP, y aunque ha destacado todas las actuaciones que ha puesto en marcha durante la legislatura contra la corrupción, ha asumido que, quizás, se podría haber sido "más rápidos y diligentes" contra ella.

Rajoy ha remitido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijo, al plantearle si estará en las listas del PP para el Congreso.

"La verdad es que no he hablado con él de esto. Todo el mundo quiere que sea el candidato a la Xunta. Lo más importante -ha insistido- es escucharle a él".

No han faltado referencias a la situación en Cataluña en las que ha situado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, como el único responsable de todo lo que está sucediendo.

Y a él ha dirigido una advertencia: "No perderé ni un minuto de mi tiempo en tratar de dar satisfacción a quien tiene como único norte la deslealtad y la desobediencia a las leyes".

En el capítulo económico, ha ratificado las previsiones de los presupuestos generales del Estado para el próximo año y, frente a los vaticinios de la Comisión Europea, ha asegurado que, a partir de 2016, el déficit público estará por debajo del 3 por ciento.

Como contraposición a la Comisión, ha destacado las previsiones de la agencia de calificación Standard & Poor's que hicieron que el pasado viernes subiera la nota de la deuda española.
volver arriba

Activar Notificaciones