Presupuestos de 2016

El Gobierno de Rajoy subirá el sueldo a los funcionarios en 2016

  • El ministro Cristóbal Montoro confirma que la medida, aún sin cuantificar, será el primer incremento para el colectivo en seis años

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

EFE
12
17/07/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
"Estudiamos escenarios de creciente retribución para los funcionarios". Con estas palabras algo enrevesadas el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, confirmó este jueves por sorpresa en el Senado que el Gobierno subirá el sueldo a los empleados públicos el año que viene al incluir esta medida en los Presupuestos de 2016. Será el primer incremento salarial de los últimos seis ejercicios para este colectivo. Y es que la remuneración de los funcionarios fue recortada en 2010 por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero y desde entonces ha permanecido congelada.

Sin embargo, no será la única decisión con la que el Gobierno, a escasos meses de las elecciones generales, tratará de "devolver el esfuerzo durante la crisis" a este colectivo. De hecho, también prepara un calendario para la devolución del 75 por ciento de la extra eliminada en 2012 o la restitución de otro día de libre disposición suprimido (los denominados 'moscosos').

La gran incógnita es saber a cuánto ascenderá ese incremento salarial. Montoro no especificó nada durante su intervención en la Cámara alta, donde se dio el visto bueno al techo de gasto. Precisamente, la premura para aprobar las cuentas públicas del año que viene condiciona, y en mucho, la negociación entre Gobierno y sindicatos por la falta de tiempo. Y es que el acuerdo entre ambas partes deberá producirse en quince días, ya que los Presupuestos pasarán por el Consejo de Ministros del 31 de julio, salvo imprevisto. Así, desde este viernes comenzarán las reuniones bilaterales entre Hacienda y los representantes de los trabajadores para fijar las demandas prioritarias que después serán tratadas en la Mesa General de las Administraciones Públicas. De momento, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró este jueves convencido de que se conseguirá alcanzar un pacto para restituir la paga extra y otras mejoras laborales para los funcionarios, aunque matizó que todo dependerá de la buena marcha de los ingresos estatales en los próximos meses.

Sin duda, uno de los puntos clave será la cuantía de la revalorización salarial. "No hay cifra sobre la mesa porque eso sería el fin de la negociación", explicó el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, después de asistir este jueves a la Mesa de la Función Pública. En ese encuentro, Beteta les comunicó a los sindicatos la decisión del Ejecutivo de "descongelar los salarios" después de cinco años, aunque no dieron más detalles. Las centrales plantearán una subida similar al 1 por ciento que figura en el acuerdo de negociación colectiva firmado por la patronal y los representantes de los trabajadores.

"Aquí no morimos por una décima", llegó a afirmar el secretario de Estado para demostrar la voluntad de acuerdo del Ejecutivo. Sin embargo, Beteta tampoco aclaró si en el calendario que se fijará para la devolución del 75 por ciento de la extra pendiente (ya restituyó en enero un 25 por ciento) hay opciones de que una parte pueda ser restituida ya este año -lo que supondría tramitarse al margen de los Presupuestos de 2016-.

El secretario de Estado reconoció que estas medidas se producen en este momento gracias a la mejor situación económica del país. Así, justificó que el riesgo de "colapso" que vivía España en 2012 obligó al Ejecutivo a tomar decisiones que "no le gustaron" como fue la supresión de la extra. En este sentido, destacó que el Ejecutivo siempre consideró esas medidas como "coyunturales" y "nunca estructurales". En cualquier caso, Beteta quiso dejar claro que el límite del acuerdo está en su compatibilidad con la senda de reducción del déficit.

"DERECHOS ROBADOS"

Por su parte, los sindicatos reconocieron que llegaron con unas elevadas expectativas a la reunión, pero lamentaron que el Gobierno "no haya concretado ninguna medida". Así, desde CC OO, José Manuel Vera, destacó la "dificultad del acuerdo" por el escaso tiempo para negociar y advirtió de que hay aspectos sobre los que "solo cabe la restitución de los derechos robados".

En la misma línea se mostró el representante de UGT, Carlos Álvarez, quien defendió la necesidad de aumentar la tasa de reposición para incrementar los efectivos de la plantilla. "Los empleados públicos no vamos a conformarnos con migajas", sentenció.

Más explícito fue el presidente de CSI-F, Miguel Borra, al subrayar que los 2,5 millones de empleados públicos "están cabreados". En este sentido, recordó que si el Gobierno les decepciona "tomarán nota de cara a las elecciones".
Selección DN+


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra