Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CAMPAÑA ELECTORAL

Rajoy acelera la elaboración de los Presupuestos de 2016

  • ​Los Ministerios esperan tener cerradas las cuentas el 24 de julio para que el presidente decida si quiere tramitarlas antes de las elecciones

Rajoy, esta tarde en rueda de prensa.

El presidente lo decidirá la próxima semana

CEDIDA
1
27/06/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Los Ministerios trabajan ya en la elaboración de los Presupuestos del próximo año, mientras a medio camino entre la Moncloa y la sede del PP, Jorge Moragas, la mano derecha del presidente en el Gobierno y el partido, comienza a diseñar la estrategia electoral para los comicios generales que acabará por determinar el momento de presentarlos.

"Todo está abierto", advertía esta semana el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Tan abierta está la posibilidad de jugar con la fecha de las elecciones, como la opción de acelerar los tiempos para que las cuentas de 2016 puedan ser, además de aprobadas por el Consejo de Ministros, tramitadas en las Cortes antes de que Mariano Rajoy disuelva las cámaras.

En la recta final de la legislatura nada se escapa del cálculo electoral y la decisión última está en manos del jefe del Ejecutivo, lo que no ha hecho más que alimentar las especulaciones. La ley establece como fecha límite el 30 de septiembre para que el Gobierno entregue en el Congreso el proyecto con las cuentas para el ejercicio siguiente. Y hasta ahora, nada llevaba a pensar en una alteración del "calendario acostumbrado", como lo definía hoy la vicepresidenta del Gobierno. En el Ejecutivo se daban por satisfechos con cumplir con la norma y dejar planteados los presupuestos antes de la apertura de las urnas en aras de la "estabilidad", la "seriedad", y para evitar "perder la confianza que tanto ha costado ganar".

En las últimas jornadas, sin embargo, el mensaje gubernamental ha comenzado a virar. Además de la presentación, en los Ministerios se especula con que el proyecto se cierre en julio, de manera que esté listo para pasar después por el Congreso y el Senado y ser aprobado definitivamente. Esta previsión obligaría a habilitar agosto para el trabajo en la Cámara baja. Y en ese caso, las elecciones podrían convocarse sin problemas a finales de noviembre o a principios de diciembre, como baraja el PP y no desmiente Rajoy. Sin confirmación de ningún tipo y cuando la decisión de qué hacer aún no está tomada, en los departamentos del Gobierno se preparan para dejar el trabajo hecho en las próximas semanas. La revisión del cuadro macroeconómico y el techo de gasto con las previsiones de recaudación, que determina la elaboración de los Presupuestos, se darán a conocer tras el Consejo de Ministros del próximo viernes y, según Montoro, será entonces cuando se desvele el calendario a seguir.

Fuentes ministeriales barajan que el 24 de julio las cuentas deberían estar cerradas. "Vamos a trabajar para que, cuando el presidente decida, estemos desde ya preparados para presentar los presupuestos", apuntó hoy Soraya Sáenz de Santamaría.

PROS Y CONTRAS

Algunos dirigentes del PP reflexionaban estos días sobre las ventajas e inconvenientes de acelerar la tramitación de las cuentas públicas. Nadie duda de que la elaboración de las mismas constituye un instrumento potente para el partido. Los populares pretenden convertir, de hecho, el proyecto de ley en su programa electoral.

En el texto se podrán incluir partidas expansivas y compensaciones a los colectivos más afectados por la crisis, de manera que podría servir para que Rajoy se presente a las elecciones con la promesa de cambio de etapa y superación de los años de recortes y restricciones severas. En este sentido, que los Presupuestos se debatan y aprueben en el Parlamento confiere una mayor credibilidad a los planes gubernamentales y aporta solidez a sus promesas electorales. Dos valores nada desdeñables, especialmente cuando el presidente incumplió buena parte del programa que le llevó a la Moncloa en 2011.

Pero el proyecto es, en el fondo, la apuesta política de un Gobierno. De ahí que fuentes de la formación adviertan del riesgo de que se entienda que el Ejecutivo pretende dejar atado de pies y manos al próximo inquilino de la Moncloa. Sáenz de Santamaría no teme, sin embargo, esa interpretación, porque, tal y como lo ve, "nada impide a un posterior Gobierno" modificar la norma a su antojo. "Tenga en cuenta que cuando una ley de Presupuestos no se aprueba antes del 31 de diciembre, se prorrogan las cuentas del año en curso, de modo que el siguiente Ejecutivo asumiría la prórroga de 2015", argumentó la número dos de Rajoy, que alertó sobre el hecho de que, además, no todas las disposiciones se extienden automáticamente. Esta situación es, a juicio de la vicepresidenta, "un problema de primer orden" y un escenario de "vacío legal" que el equipo de Rajoy vivió tras el adelanto electoral del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en 2011.

Selección DN+


  • votante del PPN
    (02/07/15 16:45)
    #1

    Está cantao el adelanto electoral. ¡Corre UPN, corre!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra