Elecciones Municipales 2015

Sánchez vaticina que los pactos traerán la victoria en las generales

  • El líder del PSOE dice que su partido ha recuperado "la centralidad" y el PP afirma que es "la bisagra de la extrema izquierda"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

EFE
1
15/06/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
La euforia reina entre los socialistas tras la constitución de los ayuntamientos. Al punto de que su líder proclamó este domingo que los pactos postelectorales son "la antesala de la victoria socialista en las (elecciones) generales". En el PSOE muchos ven una semejanza entre lo ocurrido el sábado y los pactos municipales de 1979 con el PCE, que fueron el antecedente de la victoria de Felipe González en 1982.

Ni los tiempos ni los protagonistas son los mismos, pero hay puntos en común con lo ocurrido entonces, según algunos dirigentes del PSOE, entre ellos el propio Pedro Sánchez, quien se mostró convencido de que "los nuevos gobiernos autonómicos y municipales socialistas y progresistas van a ser los gobiernos del cambio" y el preludio de su triunfo en las elecciones generales.

El secretario general de los socialistas obvió que, aunque su partido salió mejor parado que el PP de los comicios locales del 24 de mayo y de los pactos postelectorales, sus resultados no fueron buenos. Solo gobiernan una de las diez grandes ciudades, Sevilla, y en buena parte de estas urbes han perdido la hegemonía de la izquierda. Además, controlan los ayuntamientos en diecisiete de las 52 capitales de provincia; los 35 restantes están en manos de otras fuerzas políticas. El PP, por otra parte, gobierna en alrededor de 3.000 municipios, mientras que el PSOE lo hace en poco más de 2.700.

Los socialistas admiten que la situación es esta, pero argumentan que su tendencia es ascendente mientras la del PP es decreciente. Además, añaden, la fuerza emergente de la izquierda, Podemos, está lejos de disputar a los socialistas el liderazgo del progresismo porque sus mejores resultados los consigue cuando va con otras fuerzas en candidaturas de unidad popular. Cuando se presenta a las elecciones en solitario sus resultados son más modestos. Sánchez descartó que los acuerdos alcanzados por los socialistas con Podemos en decenas de ayuntamientos vayan a ser una rémora electoral. El PSOE, sostuvo antes de participar en la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta andaluza, "ocupa ahora la centralidad, garantiza la estabilidad y gobiernos fuertes y sólidos". Se mostró convencido, pese a que los resultados del PSOE están en mínimos históricos, de que su partido ha recuperado "mucha confianza de los españoles" y a partir de ahora este depósito de seguridad en la labor de los socialistas no hará nada más que crecer.

La dirección del partido opositor espera culminar su estrategia pactista municipal en las comunidades autónomas. El PSOE confía en hacerse con la Presidencia de los Gobiernos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares y Asturias, y pactar con los nacionalistas la entrada en el de Canarias. De lograrlo, y las perspectivas son favorables, los socialistas habrían más que triplicado su poder territorial. Hasta las elecciones del 24 de mayo solo estaban al frente de los ejecutivos de Andalucía y Asturias.

ETAPA DE INESTABILIDAD

Esa estrategia que es motivo de satisfacción para los socialistas será, según el análisis del PP, la causa de su caída. Si el sábado fue Mariano Rajoy el que se quejó de los pactos "excéntricos y sectarios" del PSOE en los ayuntamientos, este domingo fueron el vicesecretario de Política Autonómica del PP y el portavoz en el Congreso los que arremetieron contra el partido de Pedro Sánchez. El PSOE, según Rafael Hernando, se ha convertido "en la bisagra de la extrema izquierda". Los socialistas, afirmó el portavoz, han cometido "una terrible equivocación" con esos acuerdos porque abren una etapa de inestabilidad y debilidad institucional solo por "hacer daño al PP". Javier Arenas lamentó a su vez que el PSOE haya preferido dar gobiernos locales a "extremistas, radicales e independentistas" con tal de impedir que el PP se hiciera con alcaldías allá donde fue el más votado. Los socialistas, concluyó, han dejado de ser "alternativa de gobierno".

Rajoy y otros dirigentes del PP están convencidos de que el entendimiento del PSOE con Podemos será letal para los intereses socialistas en las elecciones generales. Esas alianzas, según el análisis popular, van a facilitar su campaña electoral porque el escoramiento hacia la "izquierda extrema" siempre es un lastre y dejará el terreno libre al PP para ocupar el espacio electoral del centro.
Selección DN+


  • bufff
    (15/06/15 10:39)
    #1

    En otro que teníamos esperando de que en España hubiese un partido socialdemocrata y q la está cagando por tener 3 o 4 alcaldías y parecer que su descalabro es menor q el del PP. Dejate de chorradas y deja de pactar con Podemos y Bildu, que los que hemos votado PSOE, al menos en mi caso no lo hemos hecho para esto! Vais a la deriva y asi9 como en Navarra vamos a acabar desapareciendo el barapalo en las generales será de órdago, asi que no vengas con chorradas de triunfo que todo lo contrario majo

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra